CIA


Búsquedas relacionadas con CIA: FBI

CIA

 
Siglas de Central Intelligence Agency.
CIAConfederazion Italiana Agricoltori
Traducciones

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

CIA

SF ABR (EEUU) =Central Intelligence AgencyCIA

CIA

abbr comunicación interauricular. See comunicación.
Ejemplos ?
Hoy más que nunca es pertinente reconsiderar el lugar del saber y del hombre en el mundo y en la sociedad moderna. Los pueblos están menesterosos de cia social.
Por supuesto que, en los dos libros Vida del Siervo de Dios, (y que en la Biblioteca de Lima se encuentran), se ocupan largamente los devotos biógrafos de las luchas que su héroe sostuvo contra las tentaciones del demonio, de las visitas con que los ángeles lo favorecieron, de su ascetismo y p eniten- cia, del cómo hizo la conversión de grandísimos pecadores, de lo« infinitos milagros que practicó antes y después de su muerte, y por fin aseguran que tuvo ciencia infusa, lo que es mucho asegurar.
Aunque Antesana estaba convencido de la total insuficien- cia de elementos bélicos para resistir, con probabilidades de éxito, á las bien disciplinadas y engreídas tropas del brigadier arequipeño, y opinaba por una retirada hasta reunirse con fuer- zas argentinas, tuvo que inclinarse ante el entusiasmo del pue- blo, decidido á esperar á los españoles en posiciones que es- timaban ventajosas á pocas millas de la ciudad.
Otras razones en apoyo de mi creencia de que la numera- ción decimal fué la usada por los antiguos peruanos, podría alegar; pvero excuso hacerlo, porque carecen de la importaij- cia decisiva que revisten las ya apuntadas.
ARTICULO 4.- REGISTRESE Y COMUNIQUESE AL PODER EJECUTIVO.- DADA EN LA SALA DE SESIONES DE LA CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVIN- CIA DEL CHACO, A LOS VEINTIOCHO / DIAS DEL MES DE SEPTIEMBRE DEL / AÑO MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y / CUATRO.
Y no fué raro en- contrarse con un— como lo pide la suplicante— sobre todo cuan- do la solicitud se reducía á pedirle novio á San Antonio, que era, hasta aquellos aflos, el santo casamentero por excelen- cia.
Tuve así ocasión para verla muchas ve- ces subir ó descender del calesín, vestida siempre con elegan- cia y luciendo anillos, pendientes y pulseras de espléndidos bri- llantes.
imposible... III Dolí Rafael Maroto nació en Lorca, población vecina á Mur- cia en 1782 (1). Siguió desde muy joven la carrera de las ar- mas, y en la lucha contra la invasión francesa tuvo oportu- nidades para distinguirse y adelantar en ascensos.
Menéndez y Pelayo cree á pie juntillas en la existen- cia real de la poetisa, y forzando, con el admirable talento que le es propio, la disquisición, llega hasta á bautizarla con el nombre de doña María de Alvarado.— En Huánuco, agre- go yo, no ha faltado vecino que, estimándola como ascen- diente suya, la llamó doña María de Figueroa; y hasta hay quien lü supone hija de don Diego de Aguilar, autor de un poema titulado El Marañón que no debe valer gran cosa, pues aun se conserva inédito en un archivo de España.
Lo confieso, llegó á inspirarme celos, fué mi pesadilla. Su ama lo acariciaba y lo mimaba demasiado, y maldita la gra- cia que me hacía eso de un beso al gato y otro á mí.
Para usted García Moreno se destaca en la vida política del Ecuador, como una eminen- cia asontadí» entre el fango de la hipocresía, pero bañada con los resplandores del genio.
Marzo 4 de 1825.— í Gobernador del Arzobispado.— Su Excelen- cia el Libertador encargado del mando supremo de la Repú- blica, ruega y encarga al Reverendo Gobernador Metropolita- no que el padre fray Bruno Terreros, por sus grandes servicios á la patria, por su buena conducta y aptitudes sacerdotales, sea habilitado para obtener en propiedad cualquier benieficia con anexa cura de almas, y que, si es posible, se le dé co- lación del curato de Chupaca, previo el correspondiente exa- men sinodal.