CAP

CAPCodificación Audio Perceptual
Traducciones

cap

jefe

cap

chef

CAP

abbr conducto arterioso persistente. See conducto.
Ejemplos ?
¡Cuán grande varón fue el que admiró al varón que a su mismo Catón fue admirable! El autor del Diálogo de los oradores, que, con nombre de Quintillano, abulta las obras de Tácito, cap.
El juicio de Suetonio y de los demás historiadores en César dejo por remitirme al contexto de su obra, de que habla cada uno, conforme su dictamen, con afición o aborrecimiento de Marco Bruto. Floro, libro 4, cap.
Degli altri due ch'hanno 'l capo di sotto, Quel che pende dal nero ceffo è Bruto: Vedi come si storce e non fa motto: E'l altro è Cassio che par si membruto. El señor de Montaña, libro 2, cap.
Con ellas y para ilustrarlas en cierto modo, Lavalleja mandó agregar al “Expediente” las respuestas concordantes – en lo sustancial – de los veintiún vecinos principales de la ciudad a quienes había dirigido el siguiente interrogatorio: “Beneméritos Avitantes de esta Plaza, aproximándosenos los momentos de presentarnos ante la Superioridad del Sor. Cap.
Pero en el caso que se niegue a estas dos proposiciones, se vuelvan desde luego a Barcelona, y que en el ínterin que se practica esta diligencia, se prevengan los Excelentísimos Brazos con la mayor presteza, para una válida defensa a fin de que cuando venga una total negativa de los enemigos, de la cual reconozcamos que pretenden despojarnos a su albedrío de todas, y sujetarnos a una eterna ignominia vergonzosa esclavitud, pues V.E.F recopilando y uniendo los motivos de justicia que concurren para tomar las armas, animar a los naturales y habitantes de este con aquellas generosas voces con que exhortó a los suyos aquel gran capitán, de quien dice el texto sagrado (1.2 Mac, cap.13...
D.n José Artigas, para dar una cuenta exacta, de los motivos que hemos tenido Yo, el Sor Com.te D.n Juan Ant.o Lavalleja, en consorcio del Sor Ministro de Hac.da D.n Thomas Franc.o Guerra para proceder y aprehender a la Persona del Cap.n Inglés del Bergantín Luisa, pedimos a nombre de la patria, que cada uno de Ustedes, presten su firma en este que se les presenta, diciendo si es berdad o no lo que abajo se expone: 1º Se obserbaron u oyeron tirar un cañonazo con vala con dirección a la Baiya o Pueblo, de a bordo del Bergantín Inglés, q.e se halla fondeado en este Puerto, el día 6, Jueves a la tarde.
8. Marco Bruto juzga que basta a los desterrados (por consuelo) llevar sus virtudes consigo. En el propio libro, cap. 9. Bruto, en el libro que compuso De la Virtud, dice vio a Marcelo desterrado en Mitilene, y que vivía beatísimamente, cuanto entonces permitía su naturaleza; que nunca había estado más cudicioso de las buenas artes que entonces.
Lo quedo igualm e en la asertada Provid a que el S o r Comand e de Marina ha tomado de mandar al Rio Geneyro al Cap n de Fragata D n Juan de Bargas, lo q e me sirve de mucha satisfac o n p r considerarlo utilísimo al servicio de su M d, y p r q e a su regreso podrá realizar otro Gefe sus planes de ostilidad contra aquel Pueblo infiel a su Soberano cuio rebolucionario Gov no no dudo vasile en sus provid a, y de tal público falsas noticias p a sobstenerse en su ilegítimo mando, q e mui poco debe conserbar; pues desengañado el mismo pueblo, y agobiado de los impuestos, con q e lo han de oprimir p r su absoluta falta de numerario será desde luego su mas cruel enemigo.
en su retirada sin emprender accion alguna hasta q e con Tropas suficientes llegue a aquella Ciudad, mi Mayor General, el Cap n de Fragata D n José de Cordova a q n he conferido el mando g al de todas las tropas destinadas, p a puntualizar mis planes.
Los cuales si vencieran, cuanto importara a la república más que reinara César que Antonio, tanto fuera más útil tener a Bruto que a Casio. Séneca, en el libro 2 de los Beneficios, cap.
3º Si supieron u oyeron decir que el día siete Viernes por la mañana se embarcó el Capitán del otro Bergantín, y se vino con dirección a la Chalupa de D.n Jacobo, y de allí se dirigió a la Goletilla de la fragata inglesa, que se hallaba fondeada en este Puerto, y mandó llamar al oficial que se hallaba en tierra, en el muelle el que inmediatamente se fue a bordo de su Buque, después de haber conbersado, un largo rato, el oficial, y el capitán se volvieron a embarcar en sus Botes, y el Cap.n sin hacer caso de las autoridades de este Pueblo...
Y un mes más tarde, en agosto 17, escribiendo al bueno de don Manuel Calleros, el mismo Muñoz volvía sobre el asunto, señalándoselo como negocio principal a resolver por la Asamblea, que cinco después comenzaría a sesionar en la Florida, al decirle: “Apenas la Sala se expida en lo principal deven retirarse los Diputados p.a reunirse quando el País en un estado menos alarmado lo permita, pues este cuerpo puram.te legislativo no deve ni puede expedirse con la calma que deve en medio del estrepito de armas – Lo principal es nombrar Gob.r y Cap.n Gen.l de la Prov.a confiriéndole las facultades q.e son necesarias en casos tan extraordinarios – Adoptar el proyecto de Emprestito que se ha pensado.