Bon

Bon (Sharìk)

 
Cabo de África en la costa NE del golfo de Túnez.
Ejemplos ?
14 DE DICIEMBRE El Senado desaforó en sesión de hoy a los representantes senadores Francisco Terminel, Cristóbal Bon Bustamante, Manuel Riva Palacio, Elías Pérez Gómez y Manuel Bandala, elementos de agitación sediciosa alrededor de la persona del general Calles.
Esos relatos le han recordado los suyos de, su país de origen”. Aquella persona era la señorita Antoinette Bon, que ejercía las funciones de secretaria en casa de mi amigo.
Depósitos de bon os del Estado, d e l as municipalidades y de otras in stituciones d el Estado, ce rtificaciones de la Teso rería G eneral de la Nació n, céd ulas hipot ecarias, bonos d e p renda, Notas de crédito ot orgadas p or el Servi cio d e Renta s Interna s, o valores fidu ciarios qu e ha yan sido calificados p or el Dire ctorio d el Banco Ce ntral del Ecuador.
El historiador don Federico González Suarez cree que en época remota, donde se alza hoy Zaruma se establecieron los Quichés debiendo ellos haber ganado precisamente la costa de Machala. Bon Otto Won Buchald asegura que los indios Colorados o sean la Tribu de Los Caras vivían en tiempos de la Conquista hasta Machala o Jambelí.
En cuanto al tercero, vivió un año más con su familia, y expiró cuando se cumplió el último minuto de aquel año. (Antoinette Bon, Revue des Traditions populaires, t.
Improvisose de marinero Roque Lanceote, y era tal su entendimiento y tan grande su resistencia, que poco después merecía la confianza del capitán, un marino de Blanes, que decía frecuentemente a los otros tripulantes, en torpe mezcla del castellano y del catalán: -Aquest noy, es mucho valiente... Él sube a las jarcias como un mono... Bon muchacho, bon marinero.
Issio muy bon omne en todo mesurado: Pareçie bien que fuera de bon amo criado: Era el pueblo todo delli mucho pagado: Quando murió el bispo dieronli el bispado Guiólo la Gloriosa que lo dió a criar, Sabie su obispado con Dios bien gobernar, Guiaba bien las almas commo debie guiar, Sabie en todas cosas mesura bien catar.
Entendiengenlo todos que era empobrido, Non trovaba mudado nin aver en creido: Era en grant porfazo el bon omne caido, Tenie que lo passado todo era perdido.
Tu, Madre gloriosa, siempre seas laudada, Que sabes a los malos dar mala sorrostrada: Sabes onrrar los buenos commo bien ensennada, Los malos que vinieron a fontar la tu çiella Bien los toviste prísos dentro en tu capiella: Al bon omne que quiso besar la tu toquiella Bien suelta iela diste, commo diz la cartiella.
En esto pasó un pastor por el sitio en que estaba enterrado el hermano más chico, y vio que salía de la tierra una cañita blanca, la que arrancó e hizo con ella una flauta. La tocó, y decía: ::Toca, toca, bon pastor, ::y no ennamenes ::per la flor del lliri blau; :: man mort en riu de arenes.
Pero los incrédulos, los espíritus fuertes, los “higanauds” (los hugonotes) consideran simplemente que el hombre-lobo herido por el cazador no era más que un viejo lobo que sobresalía por su fuerza y su audacia y cuyo coraje fue aumentado por el hambre que precedió a la Revolución. (Antoinette Bon, Revue des Traditions populaires,T.
Mientras los otros, profundos políticos, eminentes moralistas, desfacedores de entuertos sociales, agotaban velones y chamuscaban mechas de algodón emborronando pliegos y más pliegos, sacudiendo tajos y mandobles a todo estorbo que hallaban a su paso, ¿cómo no se les ocurrió dejar las cosas como estaban, cantar las jerarquías políticas, barrer las gradas del Poder, adular la aristocracia financiera y entrar en los suntuosos estrados, no para estudiar los vicios y las aberraciones de la culta sociedad, satirizándolos luego con el nocivo fin de extirparlos y traer a otro sendero la descarriada civilización, sino para convertirse en sabrosos narradores de todos los sucesos de telón adentro y ser los panegiristas del encumbrado señorón monsieur le bon ton ?