Bizerta

Bizerta (Binzert)

 
Gobernación del N de Túnez, extendida alrededor del lago homónimo; 4 280 km2 y 420 000 h. Cap., la c. homónima (94 509 h).
Ejemplos ?
Aquellas heridas no debieron ser demasiado graves pues, tras seis meses de permanencia en un hospital de Messina, Cervantes reanudó su vida militar, en 1572. Tomó parte en las expediciones navales de Navarino (1572), Corfú, Bizerta y Túnez (1573).
El 31 de marzo de 1939 llegó a Bizerta, a bordo de los transportes Mallorca y Marqués de Comillas, el personal que debería hacerse cargo de los buques internados.
Durante la Guerra Civil, estuvo siempre en el Mediterráneo donde participó en la frustrada expedición y desembarco de Mallorca, dirigida por el capitán Alberto Bayo y en la batalla del cabo Cherchel, El 12 de julio de 1937, junto a los destructores Lepanto, Churruca, Almirante Valdés, Gravina y Sánchez Baircáztegui, mantuvieron un duelo artillero con el crucero Baleares, mientras los destructores, escoltaban al petrolero Campillo, en el que ambos bandos, se retiraron tras una hora de chañoneo, el Baleares, al descubrir que sus cañones, se sobrecalentaban tras 50 disparos El 5 de marzo de 1939 tras la sublevación en la ciudad, partió de Cartagena junto con el grueso de la escuadra republicana con rumbo a Bizerta (Túnez), a donde llegó el 11 de marzo.
El 5 de marzo de 1939, tras la sublevación en la ciudad, partió de Cartagena junto con el grueso de la escuadra republicana con rumbo a Bizerta (Túnez), a donde llegó el 11 de marzo.
alek Jaziri (n. 20 de enero de 1984; Bizerta, Túnez) es un jugador profesional de tenis. Jaziri alcanzó su clasificación más alta en individuales en el circuito ATP el 16 de julio de 2012, cuando se convirtió en el número 69 del mundo.
La estructura social tribal de buena parte de la zona del Magreb (Rif, Berbería, etc.), no permitió la estabilidad de los estados musulmanes de la zona, a lo que contribuyó también la interferencia del Imperio otomano y las incursiones del reino de Portugal (Ceuta, batalla de Alcazarquivir, etc.) y de la Monarquía Hispánica (Melilla, Orán, Bizerta, Bugía, Argel, Túnez, etc.) Las tribus o cabilas indígenas, estaban muchas veces enfrentadas entre sí, y carecían de unidad étnica o idiomática, con lo que fue factible el fomento de su división por parte de las autoridades de las bases cristianas de la costa.
Cartago estaba entonces con problemas tanto en Sicilia como en África: Agatocles tomó de manera brutal Útica e Hippo Acra (Bizerta actual), pero en lugar de marchar sobre Cartago, prefirió volver a Sicilia, puesto que los cartagineses, siguiendo el modelo de su estrategia, habían enviado un nuevo ejército para amenazar a Siracusa.
Este último objetivo, que era el más importante, se cumplió plenamente porque la flota republicana se hizo a la mar en cuanto estalló la rebelión y en lugar de regresar cuando ya había sido sofocada el almirante jefe de la flota, Miguel Buiza, puso rumbo a Bizerta, en el Protectorado francés de Túnez.
Al principio de la tarde del martes 7, cuando la sublevación "pronacionalista" de Cartagena hacía horas que había sido completamente sofocada, la flota republicana, bajo control francés, fondeaba en la bahía tunecina de Bizerta.
La importancia de este mensaje de Casado en la decisión de Buiza lo confirma lo que comunicó al comandante del Almirante Antequera que era partidario de volver a Cartagena: Buiza puso en principio rumbo a Argel pero por la mañana de ese mismo lunes 6 recibió órdenes de las autoridades francesas de que se dirigiera a Bizerta en el Protectorado francés de Túnez a donde llegó aquella noche.
Nada más llegar las autoridades francesas les dijeron que los barcos serían entregados inmediatamente a Franco. Poco después llegó a Bizerta el submarino C-4 mandado por Eugenio Calderón.
El 12 de julio de 1937, junto a los destructores Lepanto, Churruca, Almirante Miranda, Gravina y Sánchez Baircáztegui, mantuvieron un duelo artillero con el crucero Baleares, mientras los destructores, escoltaban al petrolero Campillo, en el que ambos bandos, se retiraron tras una hora de chañoneo, el Baleares, al descubrir que sus cañones, se sobrecalentaban tras 50 disparos El 5 de marzo de 1939 tras la sublevación en la ciudad, partió de Cartagena junto con el grueso de la escuadra republicana con rumbo a Bizerta (Túnez), a donde llegó el 11 de marzo.