Bitinia

Bitinia (Bithynía)

 
Región antigua, al NO de Asia Menor. Su cap. era Nicomedia y sus ciudades principales, Bitinia, Calcedonia, Heraclea del Ponto, Nicea y Prusa.
Ejemplos ?
C. 679 A.U.C. Bitinia y Cirene se convierten en provincias romanas. Tercera Guerra Mitridática.Yerres es nombrado gobernador de Sicilia.
Fue elegido emperador cuando tenía 44 años por los oficiales del regimiento de Nicaea, en Bitinia, el 28 de febrero de 364, y poco después nombró a su hermano Valente colega, con él, como emperador.
Agrupó sus fuerzas en Asia Menor, probablemente en Bitinia, y tras reparar su moral rota lanzó una nueva contraofensiva a la que dotó de un carácter de guerra santa.
Los gálatas llegaron a atacar Delfos y, después de saquear Macedonia, una parte de ellos pasó a Asia Menor donde Nicomedes I de Bitinia los contrató como mercenarios.
También se alió con los príncipes asiáticos, excepto Eumenes II de Pérgamo y así Seleuco IV Filopátor le dio a su hija Laodice en matrimonio, y una hermana de Perseo fue dada en matrimonio al rey Prusias II de Bitinia.
Flavia, hija de un senador romano, fue asimismo desterrada al Ponto; y se dictó una ley diciendo: «Que ningún cristiano, una vez traído ante un tribunal, quede exento de castigo sin que renuncie a su religión». Entre 109 y 111 dC, Plinio el Joven fue enviado por el emperador Trajano (98-117) a la provincia de Bitinia como gobernador.
A la muerte de Alejandro Magno se hizo con casi todo su imperio (además de haberse apoderado del tesoro real), con la intención de reunir bajo su mandato todas las tierras conquistadas por aquél. Había sido lugarteniente y gobernador de Bitinia (en la orilla del lago Ascanio) y más tarde, en el 316 a.
Allí cuando llegamos, recayeron a nosotros discursos varios entre los cuales qué fuera ya Bitinia, en qué medida se tenía, y si en algo a mí me benefició de bronce.
XXXV A LA FORTUNA DE ANTIO Diosa que reinas en el feliz Antio, que puedes elevar a los mortales más abatidos y convertir en fúnebres pompas los soberbios triunfos, el pobre colono del campo te invoca con solícitas preces, y te reconoce como señora del mar el navegante que en la nave de Bitinia desafía las iras del Cárpato.
Atravesaron Frigia y la región de Galacia, pues el Espíritu Santo les había impedido predicar la Palabra en Asia. 7. Estando ya cerca de Misia, intentaron dirigirse a Bitinia, pero no se lo consintió el Espíritu de Jesús. 8.
Los ríos deben ayudar a los enamorados en sus empeños, puesto que ellos mismos sintieron un día los efectos del amor. Es fama que el pálido Ínaco, apasionado por Melia la de Bitinia, se abrasaba en medio de sus heladas ondas.
VII A ASTERIE Asterie, ¿por qué lloras la ausencia de Giges, que el templado Favonio de la primavera te ha de restituir, siempre constante en su fe y rico con las ganancias de Bitinia?