Birmingham

Birmingham

 
C. de Gran Bretaña, en Inglaterra, eje central del condado metropolitano de West Midlands, a orillas del Rea; 992 800 h. Centro industrial y comercial.

Birmingham

 
C. del SO de E.U.A., en el estado de Alabama; 265 970 h.
Ejemplos ?
26 Abril Esta mañana los americanos enviaron fuera a tres más de sus torpederos. Ya no quedan en el canal más que los cruceros Birmingham, Dolphin, y Des Moines, y cinco destructores.
Y había un poder ahí el cual el “Toro” Connor no se pudo ajustar, así que terminamos transformando Al “Toro” en un buey, y ganamos nuestra lucha en Birmingham.
Si hubiera estornudado, no hubiera estado por aquí en 1963, cuando la gente negra de Birmingham, Alabama, elevó la conciencia de esta nación y le dio existencia al proyecto ley de los derechos humanos.
Los pueblos que se atraviesan o se bordean, Portici, famoso por la ópera de Auber, Resina, Torre del Greco, Torre dell' Annunziata, cuyas casas de soportales y cuyas azoteas tienen, a pesar de la intensidad del sol y de la cal meridional, algo plutoniano y ferruginoso como Manchester y Birmingham; el polvo es negro, un hollín impalpable se pega a todo; se nota que la gran fragua del Vesubio jadea y humea a dos pasos de allí.
Pero, en esta ocasión, quieren que todo el mundo se entere de las seis palabras muy expresivas de este telegrama: « Birmingham and destroyers rush to Tampico !
(Crucero Birmingham y destructores, diríjanse a toda velocidad a Tampico!) Menos de una hora más tarde, 13 columnas de humo se elevan en el horizonte y unos instantes después 13 destructores de 740 toneladas están alineados en dos filas atrás del acorazado insignia Connecticut.
Casi de inmediato cuatro barcos asumen disposición de combate y se aproximan al canal. No antes de las 12:30 horas, el crucero Birmingham llega al puerto de Tampico, a pesar de haber navegado a toda velocidad.
Yo me acuerdo que en Birmingham, Alabama, cuando estábamos ahí en esa majestuosa lucha, día tras día salíamos de la iglesia bautista de la 16ta Calle.
Lewis Paul patentó en Birmingham, con la ayuda de John Wyatt, la máquina de hilar mediante rodillos y el sistema flyer-and-bobbin, que conseguían un espesor más uniforme en el proceso de elaboración de la lana.
Las urbes de Liverpool, Coventry, Bristol, Southampton, Birmingham, Swindon, Plymouth, Cardiff, Mánchester y Sheffield también fueron fuertemente bombardeadas.
En Inglaterra, siguiendo la consigna laissez faire, el Estado no intervenía en la construcción o subvención del ferrocarril sino que se resignaba a otorgar las licencias y permisos de construcción y explotación; de esta manera se gastaron enormes fortunas con el objetivo de obtener los distintos permisos; por ejemplo el Great Western costó en gastos preliminares 89 000 libras y otros como el London and Birmingham 62 000.
La cuenca superficial sobre la que descansa actualmente el Golfo fue una extensa región fértil con un valle y pantanos, donde desaguaban todos los ríos de la cuenca del Pérsico, entre el Último Máximo Glacial y el principio del Holoceno, según describe el arqueólogo Jeffrey Rose, de la Universidad de Birmingham.