Ejemplos ?
Sargento mayor— Lino Ramirez de Avellano. Ayudantes mayores— Angel Pacheco, Rufino Guido y Bernardino Escribano. Porta— Juan Ramirez de Arellano.
Todo lo que hemos dicho queda en transparencia, en el trozo de carta privada que en seguida transcribiremos de Bernardino Rivadavia a su consejero y amigo Julián Segundo Agüero: “París, 29 de mayo de 1833… Juzgo conducente asegurar a Ud.
Don Juan Antonio Sanchez pidió por petición quiere cabezonarse, y Juan Jiménez, y mandó el Cabildoque gozasen execensiones / exenciones que los demás Vecinos, siendo casados y teniendo casa y hogar y hacienda, y a Juan Jiménez se le recibe. Bernardino Franco presentó petición, poniendo unas tierras, y se proveyó lo que (le) parecerá por ellas, y que se traigan en pregón sin perjuicio de tercero(s), por el término de la Ordenanza.
En vano todos los poetas sevillanos se arremolinaron pi- diendo gracia para su camarada, llevando la voz el noble y famosísimo dramático don Juan de la Cueva, quien presentó al Asistente, por ia de memorial, este soneto, menos bueno que bien intencionado: No des al febeo Alvarez la muerte i oh gran don Bernardino!
Y el Ayudante Christóbal de Balverde, pidió solar para sí y para el Alférez Bernardino Franco y para Bernardino Franco; y para Antonio Vicente Balero; y para el Capitán Nicolás Franco; y para las hijas y herederas de Doña Beatriz Franco; y para María del Peso; y para el Regidor Antonio Sánchez de Sea, y para el Capitán Juan Cereso; y para el Ayudante Vicente Franco.
José Manuel Santos A., Vice-Pdte. Conferencia Episcopal y Obispo de Valdivia; Mons.Bernardino Piñera, Obispo de Temuco; Mons. Orozimbo Fuenzalida, Obispo de Los Angeles.
Después el Papa depositaba las flores en su capilla, ante una imagen de la Virgen. -Tarde te presentas hoy, Bernardino -dijo el Pontífice al tomar las flores.
Pese a sus diferentes trayectorias, las concepciones liberal-moderadas fueron patrimonio común de hombres como Manuel Belgrano (1770-1820), Carlos de Alvear (1789-1853), José de San Martín (1778-1850) y Bernardino Rivadavia (1780-1845), ferviente partidario este último de las doctrinas de Bentham y los ideólogos franceses.
Francisco Carroz Pardo de la Casta, Caballero del hábito de Alcántara, subdelegado de Baile general de la presente ciudad y reino de Valencia, D. Bernardino Zanoguera, Maestre Racional de la Régia Córte, el Doctor Baltasar Sans, Regente de la Asesoría de la Bailía general y Joseph Miguel Monraval, Procurador patrimonial de S.M.
La revolución de 1810 encontró formados un colegio secundario que funcionaba en el convento de San Bernardino y varias escuelas públicas, incluyendo una de niñas.
Hablando de las aristocráticas pretensiones de los arequipeños, y con carácter de proverbio, decíase en Lima: Arequipa ciudad de dones, pendones y muchachos sin calzones; y si no miente D. Bernardino de Pimentel, duque de Frías, he aquí el origen del refrán, tal como lo relata en un librejo que lleva por título Deleite de la discreción.
ntre los hombres raros que suelen destinar la naturaleza y el estudio para ornamento de las armas y las letras, gentil maridage que solo puede dar gloria á los Héroes, contará siempre España á D. Bernardino de Rebolledo, nacido en la Ciudad de León en 1597.