Berbería


También se encuentra en: Sinónimos.

Berbería

 
Región del NO de África, entre el Mediterráneo y el Sahara, que comprende Marruecos, Argelia y Túnez.
Sinónimos

berbería

sustantivo femenino
(América) adelfa.
Traducciones

Berbería

SFBarbary
Ejemplos ?
Desde muy tierna edad le llevó el espíritu militar á Italia, empezando á servir de Añférez de Infantería en las galeras de Nápoles, en cuya carrera continuó por espacio de diez y ocho años, hasta el grado de Capitán. Acompañó al Príncipe Fíliberto de Saboya en todas las expediciones que hizo á Berbería y á Levante; y á D.
Dime cómo podrá ser que una planta de la tierra, en dejándola crecer, de macho se vuelva hembra. Yo me crío en Berbería y me compran los cristianos, si quieres saber mi nombre, asido estoy a tus manos.
Con el moderno, o sea con el vestido verde y los dos mellizos en brazos, el pobre mes de las flores más parece un ama de cría que un dios; y con la túnica de las mangas perdidas, el canastillo y la flor cerca de la nariz, nos recuerda a los afeminados judíos que venden católicos dátiles de Elche, diciendo que son de Berbería.
¿por qué corre el gamo? -les he respondido yo-; y ¿por qué se dan los dátiles en Berbería, y las naranjas en Murcia, y el arroz en Valencia?
Manda rogar al rey de Berbería que en pudiendo con ellos se acomune; y piensa que será no vana traza, si logra ella que salve vida y plaza.
Que todos los moros, chicos y grandes, hombres y mujeres, así de Granada y su tierra como de la Alpujarra y de todos los lugares, que quisieren irse á vivir á Berbería ó á otras partes donde les pareciere, puedan vender sus haciendas, muebles y raíces, de cualquier manera que sean, á quien y como les pareciere, y que sus altezas ni sus sucesores en ningun tiempo las quitarán ni consentirán quitar á los que las hubieren comprado; y que si sus altezas las quisieren comprar, las puedan tomar por el tanto que estuvieren igualadas, aunque no se hallen en la ciudad, dejando personas con su poder que lo puedan hacer.
Que pasados los dichos tres años, todas las veces que se quisieren pasar á Berbería lo puedan hacer, y se les dará licencia para ello pagando á sus altezas un ducado por cabeza y el flete de los navíos en que pasaren.
Los productores mejicanos tragaron el anzuelo; porque supusieron que para enviarles del Perú azúcar, que era como quien dice enviar rosarios a Berbería, se requería que la producción fuese abundantísima y que en cuanto a precio estuviese por los suelos.
"En fin, por no ser tan prolijo en contar la tormenta como ella lo fue en su porfía, digo que cansados, hambrientos y fatigados con tan largo rodeo, como fue bajar casi toda la isla de Sicilia, llegamos a Trípol de Berbería, adonde a mi amo (antes de haber hecho con sus levantes la cuenta del despojo, y dádoles lo que les tocaba, y su quinto al rey, como es costumbre) le dio un dolor de costado tal, que dentro de tres días dio con él en el infierno.
Mas, ¿quién sois vos, señor, que los conocéis y por ellos me preguntáis?-Soy -dijo Mahamut- natural de Palermo, que por varios accidentes estoy en este traje y vestido, diferente del que yo solía traer, y conózcolos porque no ha muchos días que entrambos estuvieron en mi poder, que a Cornelio le cautivaron unos moros de Trípol de Berbería y le vendieron a un turco que le trujo a esta isla, donde vino con mercancías, porque es mercader de Rodas, el cual fiaba de Cornelio toda su hacienda.
Hace saber al Rey que no se les forzaba mucho a los naturales al hacerles salir de sus asientos, porque eran "como los aduares de Berbería", que no tenían ni asiento ni hacienda ni chacras ni casas que les significara pérdida da alguna monta.
A los ocho días llegó a aquella costa un bajel de moros, que ellos llaman caramuzales; viéronle los turcos, y salieron de donde estaban, y, haciendo señas al bajel, que estaba cerca de tierra, tanto que conoció ser turcos los que los llamaban, ellos contaron sus desgracias, y los moros los recibieron en su bajel, en el cual venía un judío, riquísimo mercader, y toda la mercancía del bajel, o la más, era suya; era de barraganes y alquiceles y de otras cosas que de Berbería se llevaban a Levante.