Benjamín Jarnés

Jarnés, Benjamín

 
(1888-1950) Literato español. Posee un estilo elegante y gran soltura narrativa. Obras: El profesor inútil (1926) y Manuel Acuña (1942), entre otras.
Ejemplos ?
Forman parte de la generación de 1914 los ensayistas José Ortega y Gasset, Eugenio d'Ors, Manuel Azaña, Gregorio Marañón, Gustavo Pittaluga, Salvador de Madariaga, Claudio Sánchez Albornoz, Américo Castro, Manuel García Morente, Rafael Cansinos Assens, Ramón de Basterra, Corpus Barga y Pablo de Azcárate; los novelistas Gabriel Miró, Ramón Pérez de Ayala, Benjamín Jarnés, Wenceslao Fernández Flórez y Félix Urabayen; el dramaturgo Jacinto Grau; los poetas Juan Ramón Jiménez y Josep Carner; o el polifacético Ramón Gómez de la Serna.
Consciente de su inferioridad numérica y armamentística, Zumalacárregui reprodujo la táctica guerrillera que conocía desde la Guerra de la Independencia, amparándose en lo accidentado del relieve. Benjamín Jarnés dice que: tuvo por segundo jefe de su ejército al paisaje y en el apoyo de gran parte de la población civil de la zona Navarra que recorría.
Toda la narrativa del 27 se puede ordenar en dos grandes vertientes: la novela lírico-intelectual (Benjamín Jarnés, Antonio Espina, Mauricio Bacarisse, Francisco Ayala, Pedro Salinas) y la humorística (Jardiel Poncela, Edgar Neville).
Compartió su exilio en México con Luis Buñuel, Benjamín Jarnés, el profesor Rafael Sánchez Ventura, el médico Isaac Costero, el profesor Sancho Granados y el pintor y escenógrafo valenciano Francisco Marco Chilet.
Son sus contertulios y amigos: Guillermo de Torre, Jorge Luis Borges, Norah Borges, el andaluz Federico García Lorca, Salvador Dalí, Ramón Gómez de la Serna, Benjamín Jarnés, Manuel Abril, Pérez de la Ossa, Luis Buñuel y José Francés, quien le presenta a Gregorio Martínez Sierra.
En 1930 sacó a la luz la revista literaria Cierzo y dos años después su continuadora, el principal vehículo de las inquietudes de las letras de vanguardia aragonesas, fundando Noreste (1932-1936) en colaboración de Ildefonso Manuel Gil. En ella escribieron autores de la talla de Benjamín Jarnés o Ramón J.
XVII y XVIII, o el padre del escritor Benjamín Jarnés, Pedro Jarnés Aznar, que pasó los últimos años de su vida en Godos donde fue enterrado en 1907 y a cuyo sepelio, naturalmente, asistió su hijo.
Benjamín Jarnés Millán (Codo, Zaragoza, 7 de octubre de 1888- Madrid, 11 de agosto de 1949) fue novelista, narrador de cuentos y relatos breves, ensayista, biógrafo, crítico literario y traductor español perteneciente por edad a la generación del Novecentismo, si bien su producción literaria se enmarca dentro de la prosa de vanguardia, por lo que corresponde, por afinidad estética, a la Generación del 27.
Destinado a Zaragoza en 1912, simultaneó su profesión de militar con los estudios de Magisterio, matriculándose ese mismo año en la Escuela Normal Superior de Maestros como alumno libre, y ese mismo año de 1912, el entonces sargento Benjamín Jarnés publica un folleto de dieciséis páginas titulado La obediencia militar, que obtuvo el primer premio (un reloj de plata) en el certamen litera­rio celebrado en el Cuerpo el día 16 de marzo de 1912.
Quedan inéditas La dama aventurera (Novela breve), que no llegó a publicar, y El aprendiz de brujo (Novela), de la que publicó algunos capítulos -"Trótula", "El cántaro y su sombra" y "Quiromancia"-, en la segunda edición de El profesor inútil, de 1934. Benjamín Jarnés se incluye a sí mismo entre quienes se proponen "elevar el nivel del arte por los arduos caminos de la inteligencia, por los delgados caminos de la sensibilidad".
José Carlos Mainer, La Edad de Plata, Cátedra, 1983, pp. 241-244 Emilia de Zuleta, Arte y vida en la obra de Benjamín Jarnés, Madrid, Gredos, 1977.
"Mientras en el mundo no se respete, principalmente, al niño", dice ese magnífico espíritu que es Benjamín Jarnés, "a todo el niño (y lo mejor de él es su independencia en germen), mientras no se le respete mucho más que al hombre formado o al anciano, el mundo seguirá lleno de adolescentes envejecidos".