Benavides

Benavides

 
Mun. de la prov. española de León; 3 057 h.
Ejemplos ?
Justo José Urquiza, por la Provincia de Entre Ríos, y en representación de la de Catamarca; Vicente López; Benjamín Virasoro; Pablo Lucero; Nazario Benavides; Celedonio Gutiérrez; Pedro P.
Villarreal, Álvaro Obregón, Eduardo Hay y Eugenio Aguirre Benavides se sirvieron hacerme acerca de los propósitos a que respondieron las resoluciones tomadas por esa Junta con fecha primero del actual.
En el próximo capítulo se verá los resultados que tuvo la acción y gobierno del mandarín Rat-Hon en los destinos de Siké. Siké Guillermo Billinghurst; Chun-Gau-Loó Los Soplones; Los Manchúes Coronel Oscar R. Benavides; Si-Mo-On General Luis Varela.
A esto se debe agregar que su actitud hostil estaba afianzada en la fuerza de una inmigración clandestina japonesa, negociada por el Ministro de Guerra, General La Fuente, en tiempo del tirano Benavides, para que la llamada Quinta Columna Japonesa, se organizara, engrandeciera y armara en el Perú.
Fue habitada en el año 1820, sus primeros pobladores fueron los señores Juan Rogel, Segundo Rogel, Dora Castillo de Rogel, el matrimonio Uriarte Benavides del que nacieron Leonardo, Alberto, María Mercedes, Jacinta, Delfina, entre otros: todos ellos de origen lojano.
Pablo Lucero, Gobernador de la Provincia de San Luis; el Exmo. Señor General D. Nazario Benavides, Gobernador de la Provincia de San Juan; el Exmo. Señor General D.
Al fin cuando ya contaban tomar una callejuela que al alcázar los llevase sin pasar frente a la iglesia, paróse el más alto de ellos, diciendo: «¿Qué sombra es ésa que tras el pilar se oculta, Benavides?
ASTORGA: Astorga, Benavides, Brazuelo, Carrizo, Hospital de Órbigo, Llamas de la Ribera, Magaz de Cepeda, Omañas (Las), Quintana del Castillo, Rabanal del Camino, San Justo de la Vega, Santa Colomba de Somoza, Santiago Millas, Turcia, Valderrey, Valdesamario, Val de San Lorenzo, Villagatón, Villamejil, Villaobispo de Otero, Villarejo de Órbigo, Villares de Órbigo.
Y Benavides, al que pregunta contesta «Llegad, señor, sin cuidado, que ya imagino quién sea, y hará paso al conocerme, que es hombre que me respeta, porque me debe favores e hicimos juntos la guerra».
Siguió andando Benavides; siguió el otro, por respuesta dándole sólo el silencio que satisfacerle muestra, y frente al hombre llegando que junto al pilar espera, mostrándose Benavides, dejó franca la carrera.
Ignórase aún el día en que se dio principio a la fundación de la capital de Venezuela y la diligencia de la generación presente sólo ha podido arrancar a la indolencia de la antigüedad datos para inferir que fue a fines del año 1567 cuando se estableció su Cabildo de que fueron los primeros miembros Lope de Benavides, Bartolomé del Álamo, Martín Fernández de Antequera y Sancho del Vilar, y éstos eligieron por primeros alcaldes a Gonzalo de Osorio y a Francisco Infante.
«Un león por armas tengo, ::y Benavides se llama». ::( - La prudencia en la mujer.) Apuesto cualquier cosa a que la mayor parte de los lectores no saben la historia ni el nombre del león del Congreso, el primero que se encuentra conforme se baja por la Carrera de San Jerónimo.