Benavente


Búsquedas relacionadas con Benavente: Jacinto Benavente

Benavente

 
Mun. de la prov. española de Zamora, cab. de p. j.; 16 452 h. Ind. agropecuaria.
Ejemplos ?
Con el correr de los tiempos las reliquias fueron al basurero, y las que se conservaban en el convento las mandó encerrar en una caja el primer arzobispo republicano don Jorge Benavente, y en 28 de Septiembre de 1837 las remitió á Roma consignadas al general de la orden de predicadores.
El gobierno tomó muchas precauciones para que no fueran insultados por el pueblo, en el que había muchos parientes del finado general Morón, como lo había sido el coronel Benavente, amigo y compañero de Carrera.
Pero si no puede negarse que el venerable Bethancourt puso los cimientos de la orden belethmítica, no fue él, sino su sucesor don Rodrigo Arias de Maldonado, o sea fray Rodrigo de la Cruz, quien la dio verdadera organización. Era don Rodrigo Arias de Maldonado un galán mancebo, nacido en Málaga en 1637 y de la familia de los condes de Benavente.
Entónces se lo quitó con unos guantes y suplicó que se lo entregasen, como una memoria, a su buen amigo el coronel Benavente, que estaba preso en la misma cárcel.
Pensativo está el monarca, discurriendo cómo pueda componer aquel disturbio, sin hacer a nadie ofensa. Mucho al de Borbón le debe, aún mucho más de él espera, y al de Benavente mucho considerar le interesa.
Con respeto muy profundo, pero con la voz entera, respóndele Benavente destocando la cabeza: «Soy, señor, vuestro vasallo; vos sois mi rey en la tierra, a vos ordenar os cumple de mi vida y de mi hacienda.
A poco rato tornose en humo confuso y denso, que en nubarrones obscuros ofuscaba el claro cielo; después, en ardientes chispas, y en un resplandor horrendo que iluminaba los valles, dando en el Tajo reflejos, y al fin su furor mostrando en embravecido incendio, que devoraba altas torres y derrumbaba altos techos. Resonaron las campanas, conmoviose todo el pueblo, de Benavente el palacio presa de las llamas viendo.
D. Mando una copia del decreto que proveyó Benavente sobre el secretario y que me ha transcrito. Debe agregarse a la colección que dejé a Ud.
Señor Don Luis Muñoz de Guzmán, Gobernador, Capitán General y Presidente de la Real Audiencia de este Reino, se presentó en ella acompañado de los Señores el Brigadier Don Pedro Nolasco del Río, Comandante del Cuerpo de Dragones y del cuartel general de los Ángeles, don Mariano de Roa Arcediano de la Santa Iglesia Catedral de la ciudad de la Concepción, a nombre del Ilustrísimo Señor Obispo de ella, Don Manuel de Vega Bazán y Don Juan Zapatero, coroneles de artillería, Don Melchor de Carvajal, Teniente Coronel de Dragones, el de igual clase Don Pedro José de Benavente...
Leído el anterior acuerdo a los señores del Ilustre Cabildo y Tribunales que en este día asistieron y lo firmaron, se abrió la sesión, tratando y haciendo ver cuánto convenía para la seguridad de la patria y el reino precaverse de todas las personas que cubierta y descubiertamente son contrarias a nuestra causa, y principalmente de los oficiales que habían caminado en nuestro ejercito veterano para Concepción con el fin de perseguir y desalojar a los enemigos invasores, porque, de lo contrario, sería dar lugar a las intrigas que se experimentan y a que la acción de nuestro ejército se expusiese a un resultado funesto y desgraciado, y que, siendo comprendidos en este recelo con todo fundamento los hijos de don Pedro José Benavente...
ZAMORA: SANABRIA: Asturianos, Cernadilla, Cobreros, Codesal, Donado, Espadañedo, Ferreras de Arriba, Galende, Hermisende, Justel, Lubián, Manzanal de Arriba, Manzanal de los Infantes, Molezuelas de la Carballeda, Mombuey, Muelas de los Caballeros, Otero de Bodas, Palacios de Sanabria, Pedralba de la Pradería, Peque, Pías, Porto, Puebla de Sanabria, Requejo, Rionegro del Puente, Robleda-Cervantes, Rosinos de la Requejada, San Justo, Trefacio, Valparaíso, Villardeciervos. BENAVENTE Y LOS VALLES...
or cuanto entre las Repúblicas de Bolivia y el Perú, representada por sus respectivos Plenipotenciarios, se celebró en la ciudad de Lima el 6 de Febrero de este año, el siguiente: Las Repúblicas de Bolivia y del Perú, deseosas de estrechar de una manera solemne los vínculos que las unen, aumentando así su fuerza y garantizándose recíprocamente ciertos derechos, estipulan el presente Tratado de Alianza defensiva; con cuyo objeto el Presidente de Bolivia ha conferido facultades bastantes para tal negociación a Juan de la Cruz Benavente...