Bélgica

(redireccionado de Belgica)
Búsquedas relacionadas con Belgica: holanda

Bélgica (Royaume de Belgique, Koninkrijk België)

 
Estado de la Europa occidental atlántica, miembro de la Unión Europea. Limita con los Países Bajos al N, Alemania y el Gran Ducado de Luxemburgo al E, Francia al S y el mar del Norte y Francia al O. Su extensión es de 30 528 km2 con un total de 10 450 000 h. La capital es Bruselas. La moneda oficial es el euro y la religión mayoritaria, el catolicismo. Los idiomas oficiales son el francés, el neerlandés y el alemán. Su territorio es un conjunto de llanuras y mesetas abiertas a la costa atlántica, con un litoral rectilíneo de apenas 70 km de longitud. Destacan tres unidades morfológicas: la baja Bélgica, formada por una llanura de poca altura y un estrecho cordón de dunas en la costa; la acción humana la ha transformado totalmente, convirtiendo un paisaje insalubre de landas y pantanos y una costa de progresivo hundimiento, en una zona apta para la agricultura; la llanura interior, algo más elevada, forma un paisaje de bocage. La Bélgica media es un altiplano con una altura que no supera los 300 m y que acaba en la depresión de los ríos Mosa, Sambre y Haine. Área propicia para la agricultura donde se asientan algunas de las ciudades más importantes del país. Más hacia el E encontramos la baja planicie arbolada de Condroz, que constituye la transición hacia la Bélgica alta, donde se alza el macizo de las Ardenas. Aquí se encuentra la altura máxima del país (Botrange, 694 m), que domina un paisaje accidentado, con profundos valles donde se abren paso los ríos y abundan los bosques. Clima marcadamente oceánico. Abundantes nieblas y precipitaciones, que son de nieve en las Ardenas. El bosque (robles, abetos, hayas, en las Ardenas; álamos y sauces, en el litoral) ocupa escasamente un 20% del territorio, disminuyendo hacia la costa. Bélgica tiene dos cuencas hidrográficas principales: la del río Mosa, al S, y la del Escalda, al N. Si bien ambos ríos nacen en Francia y desembocan en los Países Bajos, la mayor parte de su curso se localiza en el territorio belga; únicamente el pequeño Yser es totalmente belga. La navegación fluvial constituye un importante medio de comunicación. País densamente poblado, sobre su territorio se asienta una población de unos diez millones de habitantes, lo que significa una densidad de 330 h/km2, aprox. Su crecimiento demográfico se inició ya en el s. XIX, tras la independencia, y muy ligado a la prosperidad económica del país. A excepción del período de entreguerras, el contingente de población estuvo en continuo aumento hasta la década de 1970. Desde la Edad Media, Bélgica se ha caracterizado por una fuerte y arraigada tradición urbanística, derivada de la vocación artesanal, industrial y comercial de sus habitantes. Resulta difícil diferenciar los medios rural y urbano, fuera de las Ardenas y el Kempen (NE del país), por la gran cantidad de pueblos y ciudades existentes. Destacan la región autónoma y aglomeración urbana de Bruselas y Amberes, seguidas de Gante, Lieja y Charleroi, con alrededor de 200 000 h, así como también Anderlecht, Brujas, Lovaina, Namur y Schaerberk, ciudades que se aproximan a los 100 000 h. En Bélgica conviven tres comunidades lingüísticas: la valona o francófona, la flamenca o neerlandófona, y la germana. Las dos primeras, junto con la región bilingüe de Bruselas, han comportado la división del país, desde 1987, en tres regiones autónomas en proceso de federalización; en cuanto a la región germanófona del límite oriental belga, pertenece a la región autónoma valona. Bélgica es un país económicamente muy desarrollado, con un fuerte peso del sector servicios (comercio internacional) y la industria. La falta de recursos naturales propios hace necesaria su importación, con el consiguiente impacto negativo en la balanza de pagos y la excesiva dependencia de los mercados internacionales. La agricultura ocupa sólo un 2% de la población activa, aunque se trata de cultivos con alta productividad y mecanización (tubérculos, remolacha azucarera, lino, trigo, cebada y otros cereales, horticultura y flores). Cabaña bovina y porcina. Bélgica fue el primer país continental donde se desarrolló la Revolución Industrial. La industria textil y artesanal de armas y encajes son otras de las bases sobre las que se fue desarrollando la moderna industria belga, siendo ahora este sector, junto con el comercio, los dos principales pilares de su economía. Cabe destacar también la industria de la construcción, la mecánica y la química. Las excelentes comunicaciones viarias, ferroviarias, fluviales y marítimas contribuyen al desarrollo económico de Bélgica, que cuenta con uno de los principales puertos de Europa, Amberes, y en menor medida, Gante. Bruselas refuerza su papel administrativo y de servicios como una de las capitales de la UE (Unión Europea).
hist. Inicialmente habitado por celtas, a los que sucedieron germanos y romanos. El Imperio romano estableció en esta zona el limes, frontera entre los pueblos latinos y los germánicos. Incorporado por Carlomagno a su imperio, una vez que éste se disgregó, la región meridional de los Países Bajos quedó en poder de su heredero Lotario y recibió la denominación de Baja Lotaringia. El conjunto de los Países Bajos fue protagonista de la gran expansión económica de la Alta Edad Media, ligada a la consolidación del régimen señorial. Estas tierras del NO de Europa desarrollaron la agricultura más avanzada del continente: fueron pioneros en la explotación de tierras comunales, la ganadería, los cultivos especializados, la rotación trienal de cultivos y la incorporación del caballo y el hierro a las técnicas agrícolas. Como consecuencia del desarrollo de la agricultura, el campo pudo sostener una importante población urbana que pronto emprendió otras actividades económicas: la industria y el comercio. Se desarrollaron nuevas técnicas, como el telar flamand, y la división del trabajo en los talleres, al tiempo que se monopolizaban las relaciones mercantiles a través del Báltico y de las vías de comunicación entre el N y el S de Europa. Amberes se convirtió en base financiera mundial, desarrollando sistemas como la letra de cambio al portador, los seguros marítimos o el mercado a término. Con todo ello, Bélgica dominó el capitalismo comercial europeo entre 1450 y 1750, aunque sufrió algunas crisis en los ss. XV y XVI, debido a la creciente competencia inglesa. La crisis definitiva se produjo en el s. XVII, cuando los Países Bajos del S eran gobernados por los favoritos del rey español Felipe II; la política de este monarca, de continuo enfrentamiento con Francia, tuvo a Bélgica como campo de batalla y arruinó su economía. Amberes cedió su papel a Amsterdam. Sólo el apoyo inglés libró al país de ser anexionado a Francia. En el s. XVIII se produjo una nueva insurrección contra el dominio del emperador austríaco, a quien habían correspondido los Países Bajos tras el reparto realizado al concluir las guerras de sucesión de España y Austria y las guerras de religión causadas por la expansión de la Reforma protestante. La sublevación de 1789, conocida como la Revolución Brabanzona, se asentaba en los mismos principios que la Revolución Francesa y proclamó los Estados Belgas Unitarios, luego incorporados a Francia por Napoleón. Derrotado éste, en el Congreso de Viena se creó el Reino de los Países Bajos, que reunió de nuevo a Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Pero en aquel momento las diferencias entre el N y el S de los Países Bajos eran insalvables, especialmente en cuanto a la organización de la economía. Bélgica, al abandonar el capitalismo comercial, comenzó una protoindustrialización, considerada la Primera Revolución Industrial del continente, para lo cual necesitaba leyes proteccionistas, en tanto que Holanda, convertida en gran potencia colonial, imponía una legislación librecambista. En 1830 estalló la insurrección, que unió a católicos y liberales y consiguió el reconocimiento de la independencia de Bélgica. El nuevo Estado se organizó como una monarquía constitucional bajo el cetro de Leopoldo I, y recibió el reconocimiento de Inglaterra. En los años siguientes, sin embargo, la sociedad belga quedó dividida por diversas razones: la oposición entre flamencos y valones, la oposición entre los intereses agrarios y los industriales, y la oposición entre conservadores y progresistas. En ese marco surgieron los partidos políticos modernos: en 1846 el liberal y en 1884 el católico. Desde entonces, los católicos, que desde 1945 se denominan Partido Social Cristiano, han estado presentes en los diferentes gobiernos. En 1907, el Congo pasó a ser colonia belga. Con la implantación en 1919 del sufragio universal se abrió un período que aún dura, en el que ningún partido ha alcanzado la mayoría suficiente para gobernar en solitario. De este modo se han sucedido los gobiernos de coalición entre católicos y liberales o católicos y socialistas (Partido Obrero de Bélgica, desde 1945, Partido Socialista Belga y Partido Reformador Liberal). Después de la Primera Guerra Mundial, se coaligaron los tres partidos para reconstruir el país. Ante la crisis de la década de 1930, que disparó los índices de paro, el líder socialista Henri Man diseñó un plan de trabajo que potenciaba el sector público de la economía y extendía la legislación social. Bélgica obtuvo la cesión de algunos territorios que habían pertenecido a Alemania, que perdió en el proceso de descolonización tras la Segunda Guerra Mundial. La crisis de entreguerras exacerbó ideologías y sentimientos, repartidos entre comunistas y fascistas. El estallido de la Segunda Guerra Mundial supuso una nueva invasión del país, lo que puso fin a la conflictividad social y política. Restaurada la independencia, se cuestionó firmemente la actitud que había tomado durante el conflicto el rey Leopoldo III. En 1950 Leopoldo III se sometió a un plebiscito, que le fue favorable pero no acalló a los descontentos. Leopoldo abdicó en su hijo Balduino, al que sucedió su hermano Alberto en 1993. El gobierno, tras las elecciones de 1995, estuvo presidido por Jean-Luc Dehahene, del Partido de los Democristianos Flamencos (CVP). En los últimos años se ha dado en Bélgica una radicalización del problema de la convivencia entre las dos principales comunidades lingüístico-culturales que comparten el país. Flamencos y valones han distanciado sus posturas en lo que respecta a la organización territorial del Estado, lo cual ha desembocado en una reforma en la que los límites lingüístico-territoriales se han convertido en fronteras de 3 estados federados: Flandes (flamencos), Valonia (francófonos) y Bruselas, ya que la capital constituye un enclave francófono en territorio flamenco. Después de las elecciones de 1999, se produjo un pacto entre liberales, socialistas y verdes que desalojó del poder a los democratacristianos tras 40 años de gobierno ininterrumpido del país (Guy Verhofstadt fue nombrado primer ministro y reelegido en 2003). Tras ser derrotado en las elecciones de 2007, Verhofstadt presentó su dimisión. Después de nueve meses sin gobierno, en 2008 los partidos flamencos y francófonos llegaron a un acuerdo por el que Yves Leterme fue nombrado primer ministro. Pero a finales de ese mismo año Leterme presentó su dimisión, sumiendo de nuevo al país en una crisis política. El rey Alberto II encargó al democristiano flamenco Herman Van Rompuy la formación de un nuevo gabinete, pero en 2009 Yves Leterme recuperó el cargo. En las elecciones de 2010 vencieron los independentistas en Flandes y los socialistas en Valonia. Por la dificultad de las negociaciones el nuevo gobierno no se constituye hasta 2011, presidido por Elio di Rupo. Alberto II abdicó en 2013 y su hijo Felipe fue entronizado.
b. art. Hasta la creación del Estado belga en 1830 no puede hablarse de literatura nacional ni de producción artística propia, integrada hasta entonces en el arte flamenco o en las tradiciones comunes a todos los Países Bajos. En 1880 se inició un movimiento literario franco-belga, de corte romántico, que agrupó a diversos autores valones (Octave Pirimez, Charles de Coster). Camille Lemmonier inició la renovación de la prosa, que tuvo su apogeo en la novela naturalista de temática regional. En el s. XX decae la poesía y cobra gran interés el cultivo del género fantástico, sobresaliendo los novelistas Charles Phisnier, André Baillon y Georges Simenon. En teatro destaca, por su notable simbolismo, el escritor flamenco en lengua francesa Maurice Maeterlinck. En torno de la Corte de Malinas, en el s. XVI, se desarrolló la Edad de Oro de la pintura flamenca; los maestros flamencos conservaron las innovaciones técnicas transmitidas por Van Eyck y Van der Weyden, y asimilaron los elementos formales del Renacimiento italiano. En pintura han destacado El Bosco (s. XVI) y el paisajismo de L. Leyden y P. Brueghel (s. XVII). El arte surrealista está representado por Paul Delvaux y René Magritte. En arquitectura, después del modernismo impulsado por Victor Horta y Henri van der Velde, tras la Segunda Guerra Mundial se impusieron las ideas de Le Corbusier y la Bauhaus.

Bélgica

('belxika)
sustantivo femenino
país al noroeste de Europa La literatura flamenca es natural de Bélgica.
Traducciones

Bélgica

Belgium

Bélgica

Belgien

Bélgica

Βέλγιο

Bélgica

Belgique

Bélgica

Belgio

Bélgica

Bélgica

Bélgica

Belgie

Bélgica

Belgien

Bélgica

Belgia

Bélgica

Belgija

Bélgica

ベルギー

Bélgica

벨기에

Bélgica

België

Bélgica

Belgia

Bélgica

Belgia

Bélgica

Belgien

Bélgica

ประเทศเบลเยี่ยม

Bélgica

Belçika

Bélgica

nước Bỉ

Bélgica

比利时

Bélgica

SFBelgium
Ejemplos ?
Myrica gale fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 2: 1024. 1753.;Sinonimia: Gale belgica Dumort. Gale portugalensis (Mirb.
Así pues, desde las provincias de Germania Inferior y Gallia Belgica, donde algunos de sus «reyes» tenían el título de dux o duque, los salios constituyeron a continuación un reino que se extendió en el siglo VI sobre la mayor parte de la Galia.
33-160 François Hubert: Une minière néolithique à silex au Camp-à-Cayaux de Spiennes. Archaeologia Belgica, 210, 1978. François Hubert, L'exploitation préhistorique du silex à Spiennes, Ministère de la Région wallonne, coll.
En el año 254 el limes de la Germania Superior fue perforado por los germanos de la otra orilla del Rin, y hacia el año 259 se produjo el ingreso de importantes contingentes bárbaros en la Gallia Belgica.
Gobernó sobre Mogontiacum, donde comandó la Legio XXI Rapax. En el año 170 fue nombrado gobernador de la provincia de Gallia Belgica por un periodo de cinco años.
Roma les concedió una parte considerable de la Gallia Belgica, momento a partir del cual pasaron a ser foederati del Imperio romano, aunque el emperador forzó el retorno de los camavos a Hamaland (un distrito ahora holandés en la actual Güeldres).
François-Philippe de Haussy (1850-1869) Eugène Prévinaire (1870-1877) André-Eugène Pirson (1877-1881) Alexandre Jamar (1882-1888) Eugène Anspach (1888-1890) Victor Van Hoegaerden (1891-1905) Théophile de Lantsheere (1905-1918) Leon Van der Rest (1918-1923) Fernand Hautain (1923-1926) Louis Franck (1926-1937) Georges Janssen (1938-1941) Albert Goffin (1941) Georges Theunis (1941-1944) Maurice Frère (1944-1957) Hubert Ansiaux (1957-1971) Robert Vandeputte (1971-1975) Cecil de Strycker (1975-1982) Jean Godeaux (1982-1989) Alfons Verplaetse (1989-1999) Guy Quaden (1999-2011) Luc Coene (2011-2015) Jan Smets (2015-presente) Economía de Bélgica Euro Franco belga Banco Nacional de Belgica Belgica
En 2006 fue electo Diputado Federal por el XII Distrito Electoral Federal del Distrito Federal a la LX Legislatura hasta 2009, en la cual se desempeñó como Secretario de la Comisión de Cultura y miembro de las de Defensa Nacional y del Distrito Federal, así también Presidente del Consejo Editorial, Presidente del Grupo de amistad México-Belgica, Segundo VicePresidente del Parlatino y en los Últimos Meses de la LX Legislatira Fue Presidente de la Comisión de Cultura.
Hyacinthus nutans (Sm.) Gray Hyacinthus pratensis Lam. Hylomenes non-scripta (L.) Salisb. Lagocodes belgica Raf. Lagocodes cernua (L.) Raf.
Gallia Aquitania, junto con Gallia Lugdunensis y Gallia Belgica, fue una de las tres provincias creadas por Augusto en el año 27 a.
Con grafía mucho menor aparecen "aſtures" y "Cantabria". El término de "Francia" se recoge más al norte, tras "Gallia Lugdunense" y la "Gallia Belgica".
Und fortan singen Deine Söhne; Gesetz und König und die Freiheit hoch! Gesetz und König und die Freiheit hoch! (2 x) 15px 15px Belgica