Ejemplos ?
l idioma palauano o palavano (tekoi ra Belau) es una lengua malayo-polinesia que se habla en Palaos, una república insular del oeste de Oceanía y también en menor grado en la vecina Guam.
En Belau, agregaciones de 50 o 60 individuos maduros se reúnen el 4º o 5º día de la luna nueva, para desovar en los extremos del arrecife.
Preparar la grabación o el directo. Faus Belau, Ángel, La radio en España (1896-1977): una historia documental, Madrid, Taurus, 2007, 1ª, 1249 pp.
Japón declaró la guerra a Alemania el 23 de agosto de 1914 y rápidamente ocupó los territorios de Alemania: ocupados en la provincia de Shandong en China y las islas Marianas, islas Carolinas, las islas Marshall y las islas Belau/Palaos/Palau y las restantes de la antigua Micronesia española que pasaron de soberanía a Alemania y posteriormente a los Estados Unidos de América en el Pacífico, que son parte de Nueva Guinea alemana.
Sin embargo, aunque muchas veces se dice que Palau (anteriormente las islas Pellew o Pelew) al este de las Filipinas recibió su nombre en honor a Pellew, en realidad fue nombrado por el Capitán Henry Wilson en 1783, mucho antes de que Pellew se volviera famoso. Parece ser una anglicización del nombre nativo de las islas, Belau.
El nombre de las islas en el idioma palauano, Belau, probablemente se deriva de la palabra del palauano beluu que significa "aldea", o de la palabra aibebelau que significa "respuesta indirecta", en alusión a un mito de la creación.
alaos, cuyo nombre oficial es República de Palaos (palauano: Beluu er a Belau, inglés: Republic of Palau, japonés: パラオ共和国 «Parao kyōwa-koku»), es un país insular compuesto por cerca de trescientas cuarenta islas de origen volcánico y coralino en el mar de Filipinas.
Los principales símbolos patrios son el Belau rekid (himno), el sello nacional y la bandera, adoptada en octubre de 1980 tras realizarse un concurso de diseños.
El miércoles 10 de julio de 1985, el buque insignia de Greenpeace, Rainbow Warrior, estaba amarrado en el muelle de Auckland Marsden; había llegado a Nueva Zelanda desde Vanuatu tres días antes - una semana después que el presidente Haruo Remeliik hubiera sido asesinado en Belau-.
El proyecto fue realizado por los arquitectos Rodolfo Maruri (cubano) y Paul Belau (belga), mientras que la fase constructiva fue asumida por la General Contracting Company.