Begíjar

Begíjar

 
Mun. de la prov. española de Jaén; 3 171 h.
Ejemplos ?
LA LOMA: Baeza, Begíjar, Canena, Ibros, Iznatoraf, Lupión, Rus, Sabiote, Torreperogil, Ubeda, Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo.
En 1878 fundó y presidió una Federación Literaria de Andalucía que animaba el desolador panorama cultural andaluz de la época de la que fueron miembros varios de los colaboradores del diario Cádiz. El 11 de septiembre de 1881 falleció su madre en Begíjar.
l casco antiguo del municipio de Begíjar, englobando también la muralla del recinto del castillo, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico el 3 de diciembre del año 2011, publicándose en el BOJA nº 215 del 3 de noviembre de ese mismo año.
La Torre de Begíjar se encuentra en la posición norte, la más abrigada en relación con un posible ataque exterior, de forma que si sucumbiese el resto de las defensas, esta torre proporcionase un último refugio.
Recinto del Castillo El origen del Castillo de Begíjar se vincula a los visigodos, aunque posiblemente ya existiera una fortaleza anterior a ésta época.
Así el Ayuntamiento de Begíjar elaborará el Plan Especial de Protección y Rehabilitación Integral (PEPRI), donde se definirán las medidas de conservación y protección de todo el conjunto.
atrocinio de Biedma y la Moneda (Begíjar, Jaén, 13 de marzo de 1848 - Cádiz, 14 de septiembre de 1927) fue una escritora y articulista española.
Nació en el seno de una familia de la aristocracia andaluza en Begíjar (Jaén), el día 13 de marzo de 1845. Era hija de Diego José de Biedma y Marín e Isabel María de la Moneda y Riofrío.
Muchos fueron los Obispos que fallecieron en el Palacio Episcopal de Begíjar, tales como Francisco Delgado o Alonso Vázquez de Acuña, que incluso dejó descendencia reconocida de dos hijos y aún en el año 1627, sobre el Palacio figuraban unas cargas sufridas por una hipoteca a favor de Alonso de Acuña Solís (descendiente del Obispo) para responder del cargo de recaudador.
A lo largo de la historia, el Palacio Episcopal ha acogido a una gran lista de personajes ilustres, tales como Felipe IV, quién al ser proclamado Rey de España, decide visitar Andalucía, al regreso de su estancia en Sevilla y Córdoba, Begíjar era un lugar estratégico para la red viaria de al época.
Otro invitado de honor al que recibieron los Obispos en su Palacio de Begíjar, fue Don Miguel de Cervantes y Saavedra, que por entonces, ejercía la labor de comisario de tierras en la Provincia de Jaén, sería durante los días 8 y 9 de marzo de 1592, Don Bernardo de Sandoval y Rojas, Pontifice de la Diócesis en aquel año, era un gran mecenas de literatos y sobre todo de Cervantes, al que le unía una gran amistad.
Su uso íntegro se dedica a la cultura, etnografía y etnología en general del Municipio, alojando el Museo de artes y costumbres populares de Begíjar, que gestiona y mantiene altruistamente la del municipio jiennense.