Bartolomé Esteban Murillo

Murillo, Bartolomé Esteban

 
(1617-82) Pintor español de la escuela sevillana. Barroco por su expresión, es el artista más representativo de la segunda generación de la escuela andaluza. Fue pintor religioso. Su estilo revela una gran riqueza y armonías cromáticas, además de una delicadeza exquisita. También recibió influencias de la pintura veneciana y flamenca. Durante el bienio 1663-1664 ejecutó el ciclo del convento de San Agustín. Obras: Visión de san Antonio, La Concepción, San Isidoro, San Leandro, La Virgen y el Niño, Un mendigo sevillano, etc.
Ejemplos ?
Él le enseñaba junto a sus compañeros de clase estampas de Miguel Ángel, de Rafael Sanzio, del taller de Bartolomé Esteban Murillo y de Luca Giordano.
Nacido en Sevilla. Gustavo Adolfo Bécquer. Poeta. Nacido en Sevilla. Bartolomé Esteban Murillo. Pintor del Barroco. Nacido en Sevilla.
en los detallados rasgos físicos y psicológicos del rostro de San Andrés apóstol), evocando técnicas pictóricas específicas presentes en obras del arte universal, como en los lienzos de Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682).
Por otra parte, Andalucía vio nacer a grandes pintores, como Diego Velázquez, Bartolomé Esteban Murillo, Julio Romero de Torres o Pablo Picasso, circunstancia que desde el punto de vista cultural y turístico, ha permitido crear instituciones como el Museo Casa de Murillo en Sevilla, el Museo Julio Romero de Torres en Córdoba o la Fundación Picasso Museo Casa Natal y el Museo Picasso en Málaga, todas ellas destinadas a dar a conocer a estos artistas.
Fue miembro fundador de la Academia de Sevilla y su primer secretario en 1660 y, de nuevo, de 1667 a 1669. En ella rivalizó con Bartolomé Esteban Murillo, con quien también en alguna ocasión pudo colaborar.
Facilitar a los artistas la práctica del dibujo con modelo vivo para que se perfeccionasen en el estudio del natural es precisamente lo que perseguían las academias sostenidas por pintores y escultores, como la creada en la Casa Lonja de Sevilla en enero de 1660, con Francisco de Herrera el Mozo y Bartolomé Esteban Murillo como copresidentes y Valdés Leal como diputado, encargado de la tesorería.
Ribera (51 pinturas, incluyendo muchas de sus obras maestras; y numerosos dibujos y bocetos). Bartolomé Esteban Murillo (55 pinturas –algunas atribuidas–, además de dibujos).
Al barroco pertenecen Diego Velázquez, pintor de complejas composiciones intelectualizadas que ahonda en el misterio de la cruda e intensa luz y la perspectiva aérea; los tenebristas caravaggiescos Francisco de Zurbarán, gran pintor de frailes y bodegones, Francisco Ribalta y José de Ribera, formado en Italia, donde era llamado «el Españoleto», y a quien se le daban especialmente bien las tonalidades de la piel; en Sevilla los dos Herreras (el Viejo y el Mozo), Bartolomé Esteban Murillo, polo positivo frente al lúgubre Juan de Valdés Leal, y, en Córdoba, Antonio del Castillo.
El antes Concejal del Ayuntamiento de Sevilla y abogado, Baldomero Laguillo Bonilla fue el que propuso el nombre de Jardines de Murillo a dichos jardines por encontrarse cerca de la casa donde nació el célebre pintor Bartolomé Esteban Murillo.
Incluye ejemplos medievales y renacentistas del área valenciana, y obras de El Greco, Luis Tristán, Eugenio Cajés, José de Ribera, Pedro de Orrente, Velázquez, Francisco de Zurbarán, Alonso Cano, Juan Bautista Martínez del Mazo, Mateo Cerezo, Antonio de Pereda, Juan Carreño de Miranda, Juan Antonio Frías y Escalante, José Antolínez, Bartolomé Esteban Murillo y una nutrida presencia de Goya, entre otros.
También guarda varias casullas que utiliza el párroco y un cuadro atribuido a Bartolomé Esteban Murillo, una de las muchas versiones de la Inmaculada Concepción que el autor sevillano realizó.
En España destacó la figura excepcional de Diego Velázquez (La fragua de Vulcano, 1630; La rendición de Breda, 1635; Venus del espejo, 1650; Las Meninas, 1656; Las hilanderas, 1657), así como José de Ribera, Francisco Ribalta, Alonso Cano, Francisco de Zurbarán, Juan de Valdés Leal y Bartolomé Esteban Murillo.