Bartolomé Torres Naharro


Búsquedas relacionadas con Bartolomé Torres Naharro: Gil Vicente, Lope de Rueda

Torres Naharro, Bartolomé

 
(¿1475-1531?) Escritor español. Representa la tendencia clasicista en el teatro español, aunque arrastrada por la fantasía y el realismo genuinamente nacionales. Las ocho comedias que escribió fueron reunidas en un volumen que tituló Propalladia (Nápoles, 1517). Las obras de Torres Naharro fueron incluidas en el Índice por la Inquisición.
Ejemplos ?
Los autores más destacados fueron Bartolomé Torres Naharro, Gil Vicente y Fernando de Rojas El Prerrenacimiento es una época coyuntural o de transición entre la Edad Media y los nuevos aires del Renacimiento; en este siglo la burguesía creció mucho económicamente y demandó más poder político, lo que creó gran inestabilidad; la monarquía, enfrentada siempre a la nobleza, procuró consolidar un estado cada vez más absolutista reforzando instituciones como la Inquisición o la Santa Hermandad y unificando las Órdenes militares.
Como principales dramaturgos destacaron Niccolò Machiavelli, Pietro Aretino, Bartolomé Torres Naharro, Lope de Rueda y Fernando de Rojas, con su gran obra La Celestina (1499).
Hay huellas celestinescas en la Comedia Hipólita y la Comedia Serafina, así como en la Comedia Florinea de Juan Rodríguez Florián (1554); en la Comedia Himenea de Bartolomé Torres Naharro, en dos comedias llamadas Tesorina y Vidriana de Jaime de Huete (publicadas entre 1528 y 1535) y en diversas obras de Juan de la Cueva o en el escritor portugués Jorge Ferreira de Vasconcelos; también en Égloga de Fileno y Zambardo de Juan del Encina.
Prosigue el teatro de la primera mitad del siglo XVI con las figuras señeras del también músico Juan del Encina y sus Églogas, de Gil Vicente y su Tragicomedia de Don Duardos, de Bartolomé Torres Naharro con las comedias romanas incluidas en su Propalladia (1517 y 1520) y...
aime de Huete fue un autor teatral aragonés que publicó entre 1528 y 1535 dos comedias llamadas Tesorina y Vidriana, influidas por las églogas de Juan del Encina o Gil Vicente, la comedia latina de Terencio, la comedia humanística y, sobre todo, por la comedia de Bartolomé Torres Naharro y La Celestina.
Por su uso exhaustivo del recurso a la autobiografía ficticia, entre otras razones, Clark Colahan y Alfred Rodríguez pensaron que el Lazarillo fue escrito por el humanista conquense Juan Maldonado. Otras atribuciones han recaído en Alejo Venegas, Bartolomé Torres Naharro (postulado por Alberto M.
Bartolomé Torres Naharro (Torre de Miguel Sesmero, Badajoz, h. 1485 - h. 1530?) fue un dramaturgo, poeta y teórico del teatro español del Renacimiento.
En cuanto a los libros escritos en castellano, destacaba la prohibición de catorce libros de Erasmo de Rotterdam, lo que levantó las protestas de algunos sectores eclesiásticos –en el Índice de 1612 fue incluida su obra completa y Erasmo pasó a la categoría de los auctores damanti - y la de 19 obras literarias, de Gil Vicente, Hernando de Talavera, Bartolomé Torres Naharro, Juan del Encina y Jorge de Montemayor, además de El Lazarillo de Tormes y el Cancionero general.
ISBN 84-344-8354-8 en la Biblioteca Digital Hispánica de la Biblioteca Nacional de España Torres Naharro, Bartolomé Torres Naharro, Bartolomé Torres Naharro, Bartolomé Torres Naharro, Bartolomé Torres Naharro, Bartolomé Torres Naharro, Bartolomé Torres Naharro, Bartolomé
En el ámbito de la dramaturgia del siglo XVI, se considera la comedia a noticia de Bartolomé Torres Naharro el modelo precursor y, ya en el Diecisiete, su mejor ejecutor sería Lope de Vega en su ciclo de comedias urbanas.
Así retrata este último al arzobispo Pedro Frías, del que dice: La crítica satírica al clero continúa en el Renacimiento con Bartolomé Torres Naharro en su obra Propadalia, impresa en Nápoles en 1517, en su comedia Tinellaria y en Soldadesca, en las que no sólo lanza sus dardos contra los cardenales y prelados sino también contra los frailes.
Los principales escritores españoles que fueron incluidos en el Índice fueron: Gil Vicente, Bartolomé Torres Naharro, Juan del Enzina, Jorge de Montemayor, Juan de Valdés, Juan de Ávila, Luis de Granada, Francisco de Borja, Ignacio de Loyola o Lope de Vega, así como el anónimo Lazarillo de Tormes y el Cancionero General, de Hernando del Castillo.