Bartolomé Díaz

Díaz, Bartolomé

 
V. Dias, Bartolomeu.
Ejemplos ?
En 1488 el navegante Bartolomé Díaz encontró el paso por el cabo de Buena Esperanza, que unía el Océano Atlántico con el Océano Índico.
En 1660 recibió a un aprendiz llamado Bartolomé Díaz y desde esa fecha y hasta 1663 figura entre los miembros de la academia sevillana de dibujo promovida por Murillo.
La Historia, que no puede menos de ver estos sucesos al por mayor (y permítasenos la frase), se contenta casi siempre con citar a Bartolomé Díaz y Vasco de Gama como a los únicos protagonistas de ese poema de un siglo; y la Poesía, la musa del Tajo, la lira de Camoens, ha acumulado sobre el último y el más feliz de aquel millar de ilustres aventureros toda la prez del resultado.
Provisto de estas garantías, llamó ante sí a un hidalgo de provincia, famoso marino, nombrado Bartolomé Díaz, y le confió el mando de tres buques, que salieron del puerto de Lisboa el día 12 de agosto de 1486 saludados por una inmensa multitud.
La navegación se presentó feliz: antes de una semana llegaron a Tenerife, donde hicieron agua; pasaron sin contratiempo el terrible cabo Bojador, y el día 21 de septiembre se encontraron con el sol sobre la línea equinoccial. Bartolomé Díaz no quiso...
Gama entró en el Mar de las Indias. Cinco días después saludaba el último padrón puesto por Bartolomé Díaz en la isla de Santa Cruz.
A Bartolomé Díaz lo olvida la Historia: prueba evidente de que la corte de Lisboa hizo otro tanto con los merecimientos del verdadero vencedor del Gigante en quien personifica el poeta al terrible cabo Tormentorio.
En 1482, Diogo Cão llegó a la desembocadura del Congo, el Cabo de Buena Esperanza fue rodeado por Bartolomé Díaz en 1488, y en 1498 Vasco da Gama, después de haber rodeado aquel cabo, exploró la costa oriental, desembarcando en Sofala y Malindi, y de ahí fue hacia la India.
Sin apartarse de las concepciones ptolemaicas, pero recogiendo las noticias de los nuevos descubrimientos y la apertura de nuevas rutas, hacia 1508 realizó dos mapas de proyección oval, el primero de ellos tomando como modelo el planisferio dibujado por Henricus Martellus hacia 1498, el primero en recoger los descubrimientos de Bartolomé Díaz en el sur de África y el paso del Cabo de Buena Esperanza; Henricus Martellus, llamado «Germanus» pero nacido en Florencia, es precisamente otro de los cartógrafos que pudieran haber colaborado con Rosselli en su labor impresora.
Algunos de sus directores y miembros de la redacción más destacados durante esta etapa fueron: Avelino González Mallada (primer director del periódico, dimitiría en 1933, siguiendo como redactor), Acracio Bartolomé Díaz (redactor en 1932...
Trabajó como cartógrafo en Lisboa, uno de los principales centros de conocimientos náuticos y cartográficos de la época, junto con su hermano Cristóbal, con el que compartía la llamada "empresa de las Indias", plan para abrir una vía alternativa al comercio de las especias procedentes de las Indias orientales, mediante la navegación por el oeste hasta alcanzar Asia. Es posible que participase en la expedición de Bartolomé Díaz al Cabo de Buena Esperanza entre 1487 y 1488.
La primera partida de b autismo que figura en sus libros data de 27 del junio de 1619 correspondiente a Juan, de 4 meses de edad, hijo de Alonso Furistaguda y Doña Francisca su mujer, firmada por el cura Bartolomé Díaz Ortega.