Baltasar del Alcázar

Alcázar, Baltasar del

 
(1530-1606) Poeta sevillano. Su producción literaria se desarrolla en doble vertiente: amorosa y festiva. Obras: Cena jocosa, Diálogo entre dos perrillos, A Inés, A Constanza, entre otras.
Ejemplos ?
Rivadeneyra, 1854) Edición al cuidado de Adolfo de Castro que incluye obras de Garcilaso de la Vega, Gutierre de Cetina, Diego Hurtado de Mendoza, Cristóbal de Castillejo, Fernando de Herrera, Francisco de Medrano, Pablo de Céspedes, Francisco Pacheco, Francisco de Rioja, Juan de Arguijo, Pedro de Quirós, Juan de Salinas, Baltasar del Alcázar y Luis de Góngora.
En general, éstos compositores pusieron música a villancicos y poemas de literatos como Juan Boscán, Garcilaso de la Vega, Gutierre de Cetina, Jorge de Montemayor, Baltasar del Alcázar, Juan de Leyva y Garci Sánchez de Badajoz.
Si bien incorpora algunos autores menores por intereses y compromisos, destacan especialmente Góngora, con 37 poemas; Luis Martín de la Plaza, con 27; Quevedo, con 21; el mismo Espinosa y Lupercio Leonardo de Argensola, con 19 cada uno; Juan Valdés y Meléndez, con 9; Luis Barahona de Soto y Lope de Vega con 8, Baltasar del Alcázar y Juan de Arguijo con 6, Agustín de Tejada con 5, y Cristobalina Fernández de Alarcón con 2.
Baltasar del Alcázar (Sevilla, 1530 – Ronda, 1606) fue un poeta español del Siglo de Oro. Fue el sexto hijo de don Luis del Alcázar, jurado del cabildo municipal de Sevilla.
Estudió además a Cristóbal Suárez de Figueroa y a Garci Sánchez de Montalvo e imprimió con caudalosa anotación y útiles estudios preliminares las poesías de Baltasar del Alcázar y El diablo cojuelo de Luis Vélez de Guevara.
El poeta gastrónomo sevillano del siglo XVI Baltasar de Alcázar ya hace mención de las cacterísticas de la cocina jienense. Baltasar del Alcázar, (1578), La cena jocosa, Sevilla En su poema hace mención a diversos ingredientes como son las ensaladas y aceitunas moradillas, las morcillas con piñones, etc.
Desde 1565, año en el que se estableció el Conde de Gelves en Sevilla, su «huerta Merlina» situada en los campos de Tablada fue punto de tertulia habitual del grupo formado por él mismo, Baltasar del Alcázar, Francisco Pacheco, Juan de la Cueva, Cristóbal Mosquera de Figueroa, Cristóbal de Mesa, Francisco de Medina y, claro está, Fernando de Herrera, lo que se ha venido a llamar Escuela poética sevillana.
En este contexto, entre los años 1569 y 1584 la población tiene como gobernador del castillo y juez principal de la villa al célebre poeta sevillano Baltasar del Alcázar (1530-1606), mayormente conocido por su Cena Jocosa.
Su obra parecía mediocre a Baltasar del Alcázar, quien escribió contra ella alguna sátira, y tampoco agradaba demasiado a Fernando de Herrera.
Si a fábulas quisieres aplicarte, a cartas, epitafios y otras cosas, Don Diego en él nos ha enseñado el arte. Baltasar del Alcázar en graciosas epigramas lo usó, y el numeroso Burguillos en sus dulces y altas glosas.
Los vinos son frecuentes en la provincia, conocidos desde antaño, como el mencionado por Baltasar del Alcázar: vino aloquillo (clarete) y pichel.
En la tradición hispánica, Lope de Vega será el caso más conocido de un género de metapoema (si bien autores cinquecentistas como Diego Hurtado de Mendoza y Baltasar del Alcázar, entre otros, ya habrían probado esta fórmula anteriormente): Este tipo de composiciones son denominadas soneto del soneto.