Ayala


Búsquedas relacionadas con Ayala: Daniel Ayala

Ayala

 
Mun. de la prov. española de Álava; 2 031 h.
Ejemplos ?
El documento lo firman los generales Juan Velasco, Presidente del Perú; Hugo Banzer, Presidente de Bolivia; Omar Torrijos, Jefe de Gobierno de Panamá; Carlos Andrés Pérez, Presidente de Venezuela; Julio Cesar Turbay Ayala, representante del Presidente de Colombia; Alberto J.
Y, vista, dijeron que, aunque esta Ciudad está hoy en la aflicción, que es notorio, por los trabajos (insolentes/osados) en que la dejó el enemigo holandés, con pérdida de todos sus vecinos, quemadora el año de veinte y cuatro y haber sobrevenido incendio del año treinta y dos, y últimamente el año pasado, a los siete de Diciembre, por cuya causa, según consta de la proposición del Procurador General que está en el primer acuerdo de este Cabildo y los vecinos de la Ciudad con la obligación que tienen y es debida a Su Magestad, su Rey y Señor Natural, están prestos de acudir a servirle con los pocos bienes que les ha quedado, en la parte de que cada uno pudiere; y en esta conformidad se responda a la carta del Señor Licenciado Don Alonso de Mesa y Ayala...
(Siendo) el Doctor Don Antonio de Morga, Presidente y los Señores Licenciado Don Alonso de Mesa y Ayala y Don Juan de Valdés y Llano, Oidores, en Quito en diez y seis de Junio de mil y seiscientos y treinta y cuatro años.
Dada en Quito a diez y nueve días del mes de Junio de mil seiscientos y treinta y cuatro años. Doctor Antonio de Morga. Licenciado Don Alonso de Mesa y Ayala. Licenciado Don Juan de Valdés y Llano.
Diálogos filosóficos y comentarios de costumbres, París, 1909. Novelas y novelistas.Galdós, Baroja, Valle-Inclán, Ricardo León, Unamuno, Pérez de Ayala, Condesa de Pardo Bazan, 1918.
Su abuelo, Juan de Cervantes, corregidor de Osuna, era descendiente del gran Alfonso Nuño, alcaide de Toledo, cuya rama entroncó con la de los reyes de Castilla por medio de D.ª Juana Enríquez de Córdova y Ayala, segunda mujer de D.
Romero Ortiz despabila una lámpara sepulcral, después de haber apagado la de los templos católicos, y la apaga también. López Ayala, la lumbrera del teatro moderno, es en política un fuego fatuo .
Pedro Amaya R., Diputado por el Departamento de Santa Bárbara. Manuel Luna C., Diputado por el Departamento de Copán. Rafael Ayala, Diputado por el Departamento de Intibucá. Miguel M.
A propósito de civiles: insisten los obcecados propietarios peninsulares de la Habana en que otra de las plagas que están devorando el producto de sus afanes es la nube que, a virtud de una plumada del señor Ayala, descargó sobre aquella Hacienda pública, de manera, según ellos, que desde septiembre acá el menor enemigo de la isla de Cuba ha sido la insurrección.
En la Ciudad de Guayaquil, en veinte y cinco días del mes de Febrero mil y seiscientos y cincuenta años, se juntaron a Cabildo, como lo han de uso y costumbre, los Señores Justicia y Regimiento de la Ciudad, es a saber: El General Don Francisco Vásquez de Silva, Teniente de Capitán General y Corregidor de ella; y el Capitán y Sargento Mayor Lorenzo de Bances León, Vecino y Feudatario; y el Capitán Don Antonio de Castro, Provincial de la Santa Hermandad; Francisco de Castañeda, Fiel Ejecutor; y el Alférez Antonio Sánchez, Regidor; y el Contador Joan de Ayala, Procurador General.
- El Capitán Don Antonio Castro mandó (…) (3) - El Capitán Don Joan de Vargas mandó (…) (3) 8 – Esteban Lozano, Regidor, un moreno por ocho días por la primera vez para derribar dicho manglar; - Antonio Sánchez, Regidor, un moreno por una semana, por la primera vez; - Benito Díaz Bravo mandó (…) (3) - Francisco Díaz Bravo, Regidor mandó (…) (3) - Don Nicolás de Herrera, Regidor (…) (3) 6 – El Contador Juan de Ayala mandó un negro por una semana, por primera vez.
Y el Secretario Phelipe Gonçales de Zandoya, pidió solar para sí y para el Capitán Don Benito de Cisneros y Mendoza y para el Capitán Don Joseph de Mestanza; y para el Capitán Mateo Vásquez; y para el Ayudante Joseph Mallea; y para Luis de Morillo; y para Joseph de Contreras; y para Ana de Miranda; para María Teresa de Guzmán; y para Doña Tomasa de Ayala, Juan de Salazar.