Aviñón

Aviñón (Avignon)

 
C. del SE de Francia, a orillas del Ródano, cap. del departamento de Vaucluse, en Provenza; 89 132 h. Residencia papal de 1309 a 1378.
Traducciones

Aviñón

Avignon

Aviñón

Avignon

Aviñón

SMAvignon
Ejemplos ?
En 1378 dió cumplimiento á su visita, y cuenta al Papa Clemente que residía en Aviñón, á donde fué, y lo promovió al Obispado de Cuenca, en donde experimentando poca salud, luego que vió vacante su primera silla, pretendió volverla á ocupar, que logró, entrando en ella á principios de 1382, pero apretándole el mal de la gota que padecía, hizo su testamento, ya referido, en Jaén á 7 de Marzo de 1383, ante Alonso Díaz del Rincón, notario público y racionero de dicha santa Iglesia: murió poco tiempo después y fué sepultado su cuerpo en medio del coro de la santa Iglesia.
En el campo de los intereses cívicos generales, la Asamblea Nacional se mostró tan improductiva, que, por ejemplo, los debates sobre el ferrocarril París-Aviñón, comenzados en el invierno de 1850, no habían terminado todavía el 2 de diciembre de 1851.
Parece que la leyenda contenida en la monografía que hoy saco a luz, es la misma que representa una tapicería gótica perteneciente al barón de Rothschild, y en el cual, con donoso anacronismo, Alejandro luce una armadura de punta en blanco, del siglo XIV, y Zenana el luengo corpiño, el brial y el ancho tocado de las damas contemporáneas de la Santa Sede en Aviñón.
Y Petrarca no fue nada desde entonces: pospuesto, insultado, arrinconado, el amante de Laura se dejó estar llorando en silencio su amor infeliz en su recepto de Aviñón, sin que le diesen pena las vociferaciones y los embustes de sus enemigos.
Se añadió la cláusula Filioque al símbolo Constantinopolitano. Convocado por Clemente V (1311-1312), el primer papa residente en Aviñón.
Para convencerse no hay mas que leer la famosa memoria, titulada Es tiempo de hablar, impresa en Aviñón en 1762 bajo el nombre supuesto de Amberes.
A finales del siglo XV, tras el período del papado de Aviñón, la basílica paleocristiana se encontraba bastante deteriorada y amenazaba con derrumbarse.
En el casco antiguo se puede ver el cardo maximus y el decumanus que confluían en el antiguo foro romano, hoy llamado plaza de San Jaime, centro de la vida política de la ciudad; o se puede reseguir la traza de las murallas por la calle “Banys nous” o por Aviñón.
A Pedro IV el Ceremonioso (1336-1387) hay que atribuir el amurallamiento del recinto monacal y que, debido a su predilección por el Monasterio de Poblet, el de Santes Creus dejase de ser palacio y panteón real en favor de aquel; por ello, las dependencias palaciegas volvieron a destinarse a habitaciones abaciales. El papa Benedicto XIII de Aviñón visitó el monasterio en el año 1410.
Además, una naveta fluvial eléctrica enlaza Avignon con Villeneuve-lès-Avignon y, desde 1987, una capitanía gestiona el conjunto del tráfico fluvial, barcos de pasajeros y barcos atracados en el puerto de Aviñón..
Las excavaciones subacuáticas emprendidas en 2011, no lejos del puente de Lattre de Tassigny, permitieron encontrar los restos de este edificio que data del siglo II. Estos restos ya se vieron en 1938, y eran pilotes de madera como en Arles y en Aviñón.
La leyenda dice que Benoit Petit, conocido con el nombre de Benito de Aviñón, un pastor nacido en 1165 en Burzet, en el Vivarais, cuando tenía 12 años recibió la orden divina de ir a construir un puente a Avignon.