Aulo Gelio

Gelio, Aulo (Aulus Gellius)

 
(¿125-170?) Escritor romano. Autor de Noches áticas.
Ejemplos ?
sobreescrito por otros escritos de la sexta centuria Granio también escribió Cenae Suae, una pequeña enciclopedia erudita sobre sus intereses como anticuario a la manera de las Noches áticas de Aulo Gelio.
C.), Aulo Gelio diserta sobre numerosas materias de literatura, artes, filosofía, historia, derecho, geometría, medicina, ciencias naturales, meteorología y geografía, aunque con un espíritu más ensayístico y erudito que sistemático y enciclopédico.
Lo que nos ha llegado son citas de autores posteriores: Diógenes Laercio, Aulo Gelio, Sexto Empírico, Simplicio, Ateneo de Náucratis, Aecio, Clemente de Alejandría, y otros autores y escoliastas.
Auguraculum según Festo, Arx, Templum, Tabernaculum, fueron los nombres que se conocían como sitio elevado que escogían los augures para hacer sus observaciones; este paraje estaba situado dentro de la población, y como no era permitido tomar augurios fuera de ella, Varrón los llama urbana auspicia, aunque terminaba la ceremonia en el Pomaerium (pome, junto, inmediato; moeri, pomerio) espacio que comprendía parte de los muros de dentro y fuera de la población. Aulo Gelio habla de este paraje y dice que el Pomaerium más antiguo de los Romanos y que hubo señalado Rómulo, estaba al pie del monte Palatino.
Para conservar la balanza tras estos altos honores, el Dialis estaba sujeto a multitud de restricciones y privaciones las cuales fueron recopiladas por Aulo Gelio a partir de las obras de Fabio Píctor y Masurio Sabino.
Tenía prohibido subir una escalera de más de tres escalones (el texto de Aulo Gelio no es muy claro, pero el objetivo debe ser el haber evitado que se le vieran los tobillos).
También tenía una serie de privilegios y costumbres que nos recuerdan a los derechos adjuntos a las personas y posesiones de los Cardenales Papales, tales como que sólo el Rex Sacrificulus tenía el derecho a sentarse por encima de él en un banquete, si un condenado se refugiaba en su casa, las cadenas eran inmediatamente abiertas y transportadas a través del impluvium hasta el tejado y arrojadas desde allí hacia la calle Aulo Gelio x.15 y si un criminal camino a su castigo se encontraba con él y caía suplicante a sus pies, era perdonado por ese día.
Aulo Gelio, Noctes Atticae, xii. 11. Durante los Juegos Olímpicos de 161 d. C, anunció que iba a incinerarse durante los Juegos Olímpicos próximos: Dijo que quería añadir una contera de oro sobre una vida dorada; el que había vivido como Heracles debía morir como Heracles y mezclarse con el éter.
También puede encontrarse carácter milesio en los Factorum Memorabilium Libri de Valerio Máximo y en los dos Plinios, el el Viejo y el Joven, pero sobre todo en Aulo Gelio y sus Noctes Atticae, un revuelto de anécdotas, recuerdos, breves tratados gramaticales y lingüísticos y casos admirables dignos de ser contados.
Sólo la sátira es el único género literario que ya los romanos identificaron como específicamente suyo.:Plauto:Terencio:Catón Poesía:Lucrecio:Catulo:Virgilio:Horacio:Ovidio:Tibulo:Propercio Prosa:Julio César:Cicerón:Varrón:Vitruvio Historia:Nepote:Salustio:Livio Poesía:Lucano:Marcial:Estacio Prosa:Petronio:Plinio el viejo:Quintiliano:Plinio el joven:Aulo Gelio...
Los fragmentos de sus obras están principalmente conservados en Aulo Gelio, quien cita varios pasajes de Ploczum ('collar') junto con el original griego de Menandro.
Los escritores Ausonio y Aulo Gelio afirmaron que Laevius fue el autor de la obra Erotopaegnia, una colección de poemas que no se llegaron a conservar, cuya trama giraba alrededor de la mitología y las gestas heroicas desde la parodia, recurriendo a seres como centauros y fénix entre otros.