Atenágoras I

Atenágoras I

 
(1886-1972) Patriarca ecuménico de Constantinopla desde 1948, cabeza espiritual de la Iglesia ortodoxa. Murió en Estambul en 1972.
Ejemplos ?
el patriarca Atenágoras I 7 de diciembre de 1965 La declaración conjunta de Su Santidad Pablo VI y de Su Beatitud el patriarca Atenágoras I fue leída en francés en la sesión pública conciliar del 7 de diciembre y al mismo tiempo en el Fanar del Patriarcado de Constantinopla.
Llenos de agradecimiento hacia Dios por la gracia que, en su misericordia les otorgó de encontrarse fraternalmente en los sagrados lugares en los que, por la muerte y la resurrección de Cristo, se consumó el misterio de nuestra salvación y por la efusión del Espíritu Santo, nació la Iglesia, el Papa Pablo VI y el patriarca Atenágoras I, no han olvidado el proyecto que cada uno por su parte concibió en aquella ocasión de no omitir en adelante gesto alguno de los que inspira la caridad y que sean capaces de facilitar el desarrollo de las relaciones fraternales entre la Iglesia católica romana y la Iglesia ortodoxa de Constantinopla, inauguradas en esa ocasión.
Por eso, el Papa Pablo VI y el patriarca Atenágoras I y su Sínodo, seguros de expresar el deseo común de justicia y el sentimiento unánime de caridad de sus fieles y recordando el precepto del Señor: "Cuando presentas tu ofrenda en el altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda ante el altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano" (Mt 5, 23-24), declaran de común acuerdo: a) Lamentar las palabras ofensivas, los reproches infundados y los gestos condenables que de una y otra parte caracterizaron y acompañaron los tristes acontecimientos de aquella época.
El Papa Pablo VI y el patriarca Atenágoras I con su Sínodo son conscientes de que este gesto de justicia y perdón recíproco no puede bastar para poner fin a las diferencias antiguas o más recientes que subsisten entre la Iglesia católica romana y la Iglesia ortodoxa de Constantinopla y que, por la acción del Espíritu Santo, serán superadas gracias a la purificación de los corazones, al hecho de deplorar los errores históricos y una voluntad eficaz de llegar a una inteligencia y una expresión común de la fe apostólica y de sus exigencias.
Ambas excomuniones permanecieron vigentes hasta la declaración conjunta realizada el 7 de diciembre de 1965 por el Papa Pablo VI y el Patriarca Ecuménico Atenágoras I, en la que se decide «borrar de la memoria y de la Iglesia las sentencias de excomunión del año 1054».
4 de enero: el papa Pablo VI visita Jerusalén, donde se entrevista con Atenágoras I (patriarca de Constantinopla y jefe de la Iglesia Ortodoxa griega).
Viajó a Tierra Santa en 1964, donde se reunió con el Patriarca de Constantinopla Atenágoras I, logrando en 1965 la revocación de los decretos de excomunión mutua lanzados en 1054 y que habían dado lugar al Cisma de Oriente y Occidente.
Respecto de las demás Iglesias ortodoxas, el patriarca ecuménico tiene las siguientes prerrogativas: Iguales prerrogativas que la vieja Roma (Canon 28 del Cuarto Concilio Ecuménico, canon 36 del quinto/sexto concilio); Derecho de apelación en disputas entre clérigos que lo soliciten (Cánones 9 y 17 del Cuarto Concilio Ecuménico); Derecho a ordenar obispos en áreas fuera de los límites canónicos de las demás Iglesias (Canon 28 del Cuarto Concilio Ecuménico); Derecho a establecer monasterios stavropégicos, aún en territorios de otros patriarcados. Reunión de la Comisión del patriarca ecuménico Atenágoras I y el papa Pablo VI, en 1964.
No obstante, tras el Concilio Vaticano II (1962), la Iglesia católica inició una serie de iniciativas que han contribuido al acercamiento entre ambas iglesias, y así el Papa Pablo VI y el Patriarca Ecuménico Atenágoras I decidieron, en una declaración conjunta, el 7 de diciembre de 1965, «cancelar de la memoria de la Iglesia la sentencia de excomunión que había sido pronunciada».
5 de enero: en Jerusalén, el papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras I realizan el primer encuentro entre líderes de la iglesia católica y la ortodoxa desde el siglo 15.
1965: Pablo VI (papa de Roma) y Atenágoras I (patriarca de Constantinopla) firman una declaración conjunta católico-ortodoxa en la que simultáneamente revocan la excomuniones mutua que se mantenían desde el año 1054.
El proceso de acercamiento entre la Iglesia de Roma y el Patriarcado ecuménico de Constantinopla se había iniciado con la apertura mostrada por Juan XXIII y Atenágoras I.