Arnold Toynbee

Toynbee, Arnold

 
(1852-83) Reformador social británico. Se dedicó a mejorar la instrucción de la clase obrera.
Ejemplos ?
De origen antropológico y sociológico, sus principales representantes son Arnold Toynbee, James Burke y Joseph Tainter (The Collapse of Complex Societies; Cambridge, 1988).
Los autores se apropian del concepto de “grupo creativo” de Arnold Toynbee, para indicar que se facilitan ambos tipos de transformación cuando se participar de un grupo--del tamaño que sea--que comparta objetivos afines.
“Platón y las ideas de nuestro tiempo", 11-1946. “Arnold Toynbee", IV-1948. “El origen de las civilizaciones según Toynbee", 30-V-1948.
Borkenau también entró en una confrontación intelectual con los trabajos de Arnold Toynbee y Oswald Spengler acerca de la cuestión del ritmo y causas del declive de las civilizaciones.
Coincide con Spengler, Arnold Toynbee, quien considera que un ciclo incluye las etapas de nacimiento, crecimiento, decadencia y muerte.
Los subterfugios de Arnold Toynbee, de Francis Fukuyama y de Samuel Huntington para explicar la historia de los vencidos, sólo justifican lo irreversible.
La principal influencia en su vida y trabajo fueron los clásicos griegos, Honoré de Balzac, Dostoievski, Thomas Mann, Will Durant y Arnold Toynbee con el cual mantuvo correspondencia.
El historiador Arnold Toynbee utilizó el término Estado universal para referirse a un imperio como el Imperio romano o el Imperio chino, que conquistaron el mundo entero conocido por una civilización en particular.
En Oxford estableció una amistad cercana con Arnold Toynbee y tuvo que ver con sus esquemas de la asistencia social; posteriormente escribió un tributo a su amigo, Arnold Toynbee: una Reminiscencia (1895).
Tercer hijo del escritor y periodista liberal Harold Spender (quien, junto a Arnold Toynbee fundó el Boy's Club) y de Violet Schuster, hija de alemanes emigrados al Reino Unido en la década de 1870.
Publicó tempranamente La filosofía de Julián Marías (Revista de Psicología General y Aplicada Nº 3, Madrid, 1948) y los resúmenes de los cursos de Ortega y Gasset sobre Arnold Toynbee y El hombre y la gente (La hora, Semanario de los universitarios españoles, 1948-1949).
Esto es un hecho, pero ha sido interpretado por autores influyentes tales como Arnold Toynbee y Roger Fry en demérito de los romanos, mirándolos como un pueblo esencialmente imitativo, una subespecie de helenismo, y cuyo único valor artístico habría sido trasmitir para la posteridad la herencia griega.