Ares

Ares

 
Mun. de la prov. española de La Coruña; 4 662 h.

Ares (Árēs)

 
mit. Dios griego de la guerra, hijo de Zeus y de Hera. Corresponde al dios romano Marte.
Traducciones

Ares

Ares
Ejemplos ?
Menelao, caro a Ares, viole venir con arrogante paso al frente de la tropa, y como el león hambriento que ha encontrado un gran cuerpo de cornígero ciervo o de cabra montés, se alegra y lo devora, aunque lo persigan ágiles perros y robustos mozos; así Menelao se holgó de ver con sus propios ojos al deiforme Alejandro —figuróse que podría castigar al culpable— y al momento saltó del carro al suelo sin dejar las armas.
Ahora, id a comer para que luego trabemos el combate; cada uno afile la lanza, prepare el escudo, dé el pasto a los corceles de pies ligeros e inspeccione el carro, apercibiéndose para la lucha; pues durante todo el día nos pondrá a prueba el horrendo Ares.
Poníanlos los caudillos en orden de batalla fácilmente, como los pastores separan las cabras de grandes rebaños cuando se mezclan en el pasto; y en medio aparecía el poderoso Agamemnón, semejante en la cabeza y en los ojos a Zeus, que se goza en lanzar rayos en el cinturón a Ares y en el pecho a Poseidón.
Y Atenea, la de los brillantes ojos, tomó por la mano al furibundo Ares y hablóle diciendo: —¡Ares, Ares, funesto a los mortales, manchado de homicidios, demoledor de murallas!
Así se expresó el Cronida, y Ares contestóle diciendo: —Ni el poder de Atenea ni el de Ares bastarán, oh Cronida, para librar a las ranas de la perdición horrenda.
CASTELLÓN: ALTO MAESTRAZGO: Ares del Maestre, Castell de Cabres, Castellfort, Cinctorres, Forcall, Herbes, Mata de Morella (La), Morella, Olocau del Rey, Palanques, Portell de Morella, Pobla de Benifassa (La), Todolella, Vallibona, Villafranca del Cid, Villores, Zorita del Maestrazgo.
Cerinto marítima, Dio, ciudad excelsa. Caristo y Estira, eran capitaneados por el magnánimo Elefenor Calcodontíada, vástago de Ares.
Allí estaban Príamo, Pántoo, Timetes, Lampo, Clitio, Hicetaón, vástago de Ares, y los prudentes Ucalegonte y Antenor, ancianos del pueblo; los cuales a causa de su vejez no combatían, pero eran buenos arengadores, semejantes a las cigarras que, posadas en los árboles de la selva, dejan oír su aguda voz.
Al rey Areitoo matóle Licurgo, valiéndose no de la fuerza, sino de la astucia, en un camino estrecho, donde la férrea clava no podía librarle de la muerte: Licurgo se le adelantó, envasóle la lanza en medio del cuerpo, tumbóle de espaldas, y despojóle de la armadura, regalo del férreo Ares, que llevaba en las batallas.
No era igual el sonido ni el modo de hablar de todos y las lenguas se mezclaban, porque los guerreros procedían de diferentes países.— A los unos los excitaba Ares; a los otros, Atenea, la de los brillantes ojos, y a entrambos pueblos, el Terror, la Fobo y la Discordia, insaciable en sus furores y hermana y compañera del homicida Ares, la cual al principio aparece pequeña y luego toca con la cabeza el cielo mientras anda sobre la tierra.
Los miem bros de dire ctorios u org anismos simil ares o de la Co misión Té cnica de la entidad convocante, sus cónyuges o parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad; 4.
El Atrida le puso el pie en el pecho y le arrancó la lanza. Y Néstor animaba a los argivos, dando grandes voces: —¡Amigos, héroes dánaos, ministros de Ares!