Aragón

Aragón

 
Afluente del Ebro en su margen izquierda; 182 km.

Aragón

 
Comunidad autónoma española formada por las provincias de Huesca, Teruel y Zaragoza. Su extensión es de 47 650 km2 con un total de 1 350 000 h. La capital es Zaragoza. En los valles pirenaicos se habla aragonés y en una franja oriental, contigua a Cataluña, se habla catalán. En su relieve se distinguen tres grandes unidades: la depresión del valle del Ebro, el sistema Ibérico y el Pirineo, que alcanza su máxima altura en el Aneto (3 404 m). El valle del Ebro constituye el eje vital del territorio aragonés, siendo sus afluentes importantes vías de comunicación que han favorecido históricamente los asentamientos humanos. El clima es árido en la depresión central, de montaña, con lluvias abundantes, en el Pirineo, y menos húmedo en el sistema Ibérico. Baja densidad de población, la cual se concentra en la capital, Zaragoza. Agricultura de regadío (remolacha, frutales y huerta) y de secano (cereales, vid y olivo). Importante sector ganadero. Producción de lignito (90% del total español) y de hierro. La industria (metalurgia ligera, automoción, alimentaria, química y de confección) se concentra en la ciudad de Zaragoza, si bien existen otros núcleos menores (Tarazona, Calatayud, Monzón). La capital concentra también la mayor parte del sector terciario.
hist. Antes de la colonización romana, Aragón había sido poblado por vascones, celtíberos e iberos. El territorio romanizado tuvo su centro administrativo en Caesaraugusta, actual Zaragoza. Posteriormente fue dominado por visigodos (472) y musulmanes (714). En el s. XI se constituyó en condado dependiente del reino de Pamplona. Durante el reinado de Sancho el Mayor (1000-35) se produjo la unión de las comarcas aragonesas, que fueron ampliando sus dominios bajo los auspicios de Ramiro, Sancho Ramírez y Alfonso I el Batallador (1104-34). Después de morir éste, el reino de Aragón ganó el acceso al mar a través de la unión con el principado de Cataluña. En el s. XVI se produjo la unión con la corona castellana. Durante la guerra de Sucesión, Aragón defendió la causa del archiduque Carlos. La victoria de Felipe V significó la pérdida de la condición de reino y la adopción del régimen administrativo castellano; el virrey pasó a ser capitán general y el consejo de Aragón se incorporó al de Castilla. Posteriormente, vivió una cierta recuperación que se truncó de forma traumática con la Guerra de la Independencia, ya en el siglo XIX. Las luchas civiles subsiguientes a la invasión napoleónica serían las causantes del retraso en el desarrollo industrial de Aragón. Con el desencadenamiento del conflicto carlista se produjo una dualidad entre los sectores industriales y comerciales, centrados en Zaragoza, que se declararon esparteristas y apoyaron el centralismo liberal isabelino, y el sur, fundamentalmente agrícola, que defendió la causa del pretendiente Carlos. La proclamación en 1931 de la Segunda República fue bien recibida en Aragón, aunque la falta de soluciones a la mala situación económica provocó un aumento de la conflictividad social. A partir de 1933, tras la victoria de los partidos políticos de derecha, la insurrección anarquista se extendió rápidamente por el territorio, adquiriendo en ocasiones la forma de comunismo libertario. Durante la Guerra Civil, la mayor parte del territorio se mantuvo fiel a la República; no así Zaragoza, que actuó como eje del franquismo en Aragón. Las tierras aragonesas fueron testigos de algunas de las batallas más cruentas de la contienda: Belchite (1937), Teruel (1938) y la batalla del Ebro (entre julio y noviembre de 1938). El 1 de agosto de 1982 Aragón obtuvo su Estatuto de Autonomía. En las elecciones de 1983 para designar los miembros de las Cortes de Aragón obtuvo la victoria el socialista Santiago Marraco. Tras las de 1987, ocupó la presidencia Hipólito Gómez de las Roces, del Partido Aragonés Regionalista (PAR), cargo que renovó en las elecciones de 1991. En 1995 el pacto entre el Partido Popular (PP) y el PAR situó a S. Lanzuela (PP) al frente del nuevo gobierno. En 1997, las Cortes reconocieron a Aragón el rango de nacionalidad histórica. Tras las elecciones autonómicas de 1999, el PP volvió a ser el partido más votado, pero el socialista Marcelino Iglesias alcanzó la presidencia aragonesa gracias al pacto entre el PSOE y el PAR. En 2000 y 2001 la tramitación del Plan Hidrológico Nacional en el Parlamento español provocó multitudinarias manifestaciones de rechazo en Aragón. En 2003 y 2007 fue reelegido M. Iglesias. Este último año fue aprobada una reforma del Estatuto de Autonomía. Tras las elecciones de 2011, en las que venció el PP, M. Iglesias fue sustituido por Luisa Fernanda Rudi. En 2013 se aprobó una ley de uso, promoción y protección de las lenguas de Aragón, según la cual el español es el único idioma oficial y las lenguas catalana y aragonesa pasaban a denominarse lengua aragonesa propia del área oriental y lengua aragonesa propia de las áreas pirenaica y prepirenaica.
b. art. El primer texto con rasgos propiamente aragoneses es el de las Glosas Emilianenses. Posteriormente destacaron el Liber Regum (s. XII), Razón feita d'amor, Libre dels tres Reis d'Orient y Libro de Apolonio (s. XIII), la Grant Crónica d'Espanya y la Crónica de los Conquiridores (s. XIV). Desde la unión de la corona de Cataluña y Aragón con la de Castilla, en el s. XV, la literatura aragonesa se ha caracterizado por la fragmentación lingüística, que se ha intentado superar a partir de 1970 con la Gramática de la lengua aragonesa de F. Nagore Laín (1951), que ha contribuido notablemente a la unificación de la lengua aragonesa. Por lo que se refiere a la literatura catalana de Aragón, cabe destacar la obra de Jesús Moncada (s. XX). En el terreno artístico destacan el acueducto romano de Cella y el monumento funerario de Fabara, además de los restos de importantes centros urbanos: Caesaraugusta (Zaragoza), Osca (Huesca) y Turiasso (Tarazona). Importante herencia románica (catedral de Jaca y castillo de Loarre) y gótica. En escultura destacaron los retablos de Damián Forment y en pintura los cuadros de P. de Aponte y Rolán de Mois. Aunque su estilo no es muy representativo, la basílica del Pilar en Zaragoza se ha convertido en la muestra más característica del barroco aragonés, con importantes pinturas de Francisco y Ramón Bayeu y Francisco Goya. A principios del s. XX se generó un notable interés por lo abstracto, hecho que ha tenido continuidad en las últimas generaciones de artistas. En escultura han destacado las obras de Pablo Gargallo (1881-1934) y Pablo Serrano (1910-85).
Traducciones

Aragón

منطقة أراغون الذاتية الحكم

Aragón

Aragó

Aragón

Aragonien

Aragón

Aragonien

Aragón

Aragon

Aragón

Aragono

Aragón

Aragonia

Aragón

Aragon

Aragón

Aragona

Aragón

Aragón

Aragón

Aragonia

Aragón

Aragão

Aragón

Aragon

Aragón

Aragonien

Aragón

SMAragon
Ejemplos ?
Pedro, hijo del rey D. Dionis de Portugal, traducido, etc Madrid, 1646 = El granjusticia de Aragón Don Martín Baptista de Lanuza .
Fernando, hijo de la reina D. Leonora de Castilla, hija del rey don Pedro III de Aragón, excluyendo al conde de Urgel, descendiente por línea masculina de D.
Comenzaron nuestros infortunios en el último rey de Aragón don Fernando el Católico, después que en 1475 fue jurado rey de Castilla en Segovia.
De aquella de Aragón ínclita cuna no he de callar la reina transalpina, de quien más sabia y casta otra ninguna no vi en obra alabar griega o latina; ni a quien más sonreirá después Fortuna, cuando a elección de la Bondad Divina, para que Italia de su mal se acendre, a Hipólito, Isabel y Alfonso engrendre.
Desde aquel día mis asuntos entraron en orden de prosperidad; antiguos e infieles administradores perdieron su puesto o se convirtieron en santos, y al año siguiente se habían duplicado mis rentas, casi cuadruplicadas en la actualidad por el desarrollo que Jorge ha dado a la ganadería... ¡Puedo decir que hoy tengo los mejores carneros del Bajo Aragón, y todos están a la orden de usted!
Don Felipe por la gracia de Dios, Rey de Castilla y Aragón por cuanto a pedimento del Capitán Juan García de la Candelaria, procedió Don Diego Castillo Mazariegos, Juez Comisario para medida y diligencia de tierra en esta jurisdicción de la ciudad de Gracias a Dios a medir y mojonar en el sitio nombrado.
Pero, cuando la veía triste y taciturna, por ccnsecuencia de sus cuidados y achaques, se guardaba de darle bromas sobre el expediente y la llamaba con toda naturalidad Generala y Condesa; cosa que la restablecía y alegraba en el acto; si ya no era que, como nacido en Aragón y para recordar a la pobre viuda sus amores con el difunto carlista, le tarareaba jotas de aquella tierra, que acababan de entusiasmarla y por hacerla reír juntamente.
Esto último, seguramente se ha de referir a la compra del equipo de fútbol Atlante, al Instituto Mexicano del Seguro Social en 20 millones de pesos, cambio de dinero de una bolsa a otra del propio Gobierno y a costa de los contribuyentes, y cuya nómina del equipo mencionado el licenciado González de Aragón no quiso mencionar.
Las muchas veces que mi esposo cayó herido defendiendo a don Carlos (menos la última, que, indudablemente en castigo de estar ya de acuerdo con el traidor Maroto, no halló quien lo auxiliara, y murió desangrado en medio de un bosque), fue socorrido por campesinos de Navarra y Aragón que no aceptaron reintegro ni regalo alguno...
Se habla también de que es está rehabilitando la planta incineradora de desechos en San Juan de Aragón, más bien se habla de algunos incineradores y la planta de San Juan de Aragón para recoger los desperdicios industrializables, que están volviendo a ser usados.
Así se ve practicado en las antiguas centurias, contra los condes de Urgel, Rosellón y otros, por tributos que querían imponer, y mediando los condes de Barcelona y reyes de Aragón se ajustaron las diferencias, y para extinguir toda duda rectificó y confirmo este tratado el serenísimo rey D.
Después de la inicua traición de Maroto, bautizada en la historia con el hipócrita nombre de Abrazo de Vergara sólo las tropas del cabecilla Cabrera continuaron batiéndose con bra- vura, en el Maestrazgo de Aragón, contra los isabelinos.