Anubis

Anubis (Inpu)

 
mit. Dios egipcio de la muerte, representado con cabeza de chacal y cuerpo de hombre. Los griegos y romanos lo representan como a Cerbero.
Ejemplos ?
Isis, que habitas Paretonio y las feraces tierras de Canopo, con Menfis y Faros ceñida de palmeras, y las llanuras en que el rápido Nilo abandona su vasto lecho y por siete bocas tributa sus aguas al mar, te ruego por tu sistro y por la veneranda cabeza de Anubis, y así el pío Osiris acepte siempre gozoso tus sacrificios, la serpiente aletargada se deslice con lentitud en torno de las ofrendas, y Apis, con sus cuernos de oro, acompañe tu pompa, que vuelvas a esta parte tus miradas, y con la salvación de Corina salves a dos, pues tú darás a ella la vida y ella a mí.
Isis tuvo un templo en Roma, hasta que Tiberio lo mandó derribar cuando los sacerdotes del mismo, corrompidos por el dinero de Mundo, le hicieron acostarse en el templo, bajo el nom­bre del dios Anubis, con una mujer llamada Paulina.
Y ya de llevar apenas capaz era ella su vientre grave de su maduro peso, 685 cuando en medio del espacio de la noche, bajo la imagen de un sueño la Ináquida ante su lecho, cortejada de la pompa de sus sacramentos, o estaba o lo parecía: puestos en su frente estaban sus cuernos lunares, con espigas rutilantes de nítido oro, y con su regio ornato; con ella el ladrador Anubis 690 y la santa Bubastis, variegado de colores Apisa, y el que reprime la voz y con el dedo a los silencios persuade; y los sistros estaban, y nunca bastante buscado Osiris, y plena la serpiente extranjera de somníferos venenos.
Todo el linaje de monstruosas divinidades y el ladrador Anubis hacen armas contra Neptuno, Venus y Minerva; en lo más recio de la pelea se ve esculpido en el hierro a Marte, ciego de ira, en cuyo contorno vagan por el éter las tristes Furias; alborozada la Discordia va entre ellas con el manto desgarrado, y Belona la sigue esgrimiendo su sangriento látigo.
Parece poco probable que en una época tan ilustrada como la de Tiberio, una mujer de la más elevada condición hubiese sido lo bastante estú­pida para creer que recibía los favores del dios Anubis.
Donde desagua al fin el río etiopo parece ser que el dios veloz prendióla. Luego el templo de Anubis en Canopo fue muchos siglos su morada sola.
A medida que va avanzando los niveles las granadas evolucionan, Va peleando contra criaturas que tienen semejanza con Anubis y bichos alados de la mitología egipcia.
Como miembro de «los Otros», adquirirá conocimientos de la raza de los Antiguos, que usará en contra de las normas para ayudar a Jack y a Teal'c. Cuando Anubis amenazó con destruir Abydos, Daniel descendió al romper las normas intentando detener al Goa'uld.
Otro uso que le dieron a los anillos en la película de Stargate es el de arma, ya que mataron al principal protector de Ra (el que usaba el casco con la cara de Anubis) aprovechando el momento en que los Anillos de Transporte fueron activados mientras que él estaba debajo de ellos; su cabeza quedó dentro del área de transporte mientras su cuerpo quedó fuera y por eso fue decapitado.
También se dedicará a buscar un modo de derrotar a las fuerzas Kull de Anubis, y terminará secuestrado en Centroamérica junto al Dr.
Tras derrotar a Anubis en la batalla de la Antártida, volverá allí para estudiar el Puesto Avanzado de los Antiguos y su tecnología.
El cuerpo etéreo de Anubis le poseerá, al igual que a otros miembros del SGC, durante el intento de éste de tomar un anfitrión y volver a las andadas.