Antonio de Zamora

Zamora, Antonio de

 
(¿1664-1728) Dramaturgo español. Autor de No hay plazo que no se cumpla..., entre otras.
Ejemplos ?
rancisco Antonio de Zamora Peinado, (Villanueva de la Jara, provincia de Cuenca, 1757 - íd., 1812), funcionario, escritor y viajero español de la Ilustración.
Se dio también una fuerte influencia barroca en el teatro español, especialmente durante la primera mitad del siglo XVIII, con autores como Antonio de Zamora o José de Cañizares.
Capellán del Convento Real de la Encarnación, pasó su vida ocupado en misiones de caridad, actividad esta que compaginó con el cultivo de la poesía (Amarguras de la muerte y pensamientos cristianos, 1731) y, sobre todo, del teato, ámbito en el que constituye un eslabón fundamental dentro del teatro tardobarroco, marbete bajo el cual se sitúa al lado de dramaturgos como José de Cañizares y Antonio de Zamora.
En una carta de los frailes franciscanos Pablo de Rebullida y Antonio de Zamora se consigna que, en una entrada de estos religiosos acompañados de soldados a Talamanca en el año de 1706, el cacique de Suinse había rehusado a bautizarse y había mostrado gran oposición a los misioneros, hasta que, probablemente por temor a los soldados o para ganar tiempo mientras maduraba su rebelión, había aceptado el bautismo con el nombre de Pablo, nombre escogido a partir del original de este líder: Pabru.
Su último trabajo conocido en el campo de la zarzuela es Viento es la dicha de amor, de 1700, respuesta en 1714 con texto de Antonio de Zamora: de ella se atribuye a Navas una canción, conservada en la Biblioteca Nacional de Madrid.
en Milán, 1714) y de Antonio de Zamora, de quien destaca El hechizado por fuerza, una sátira que ejerció una gran influencia —por ejemplo, en Francisco de Goya— y que se representó a lo lago de todo el siglo.
A la mentalidad del siglo XVIII corresponden tres obras sobre Don Juan: la española de Antonio de Zamora, No hay plazo que no se cumpla, la italo-austriaca, con libreto de Lorenzo da Ponte y música de Mozart y la italiana de Carlo Goldoni, titulada Don Juan o el castigo del libertino.
Contiene obras de Juan Bautista Diamante, Cristóbal de Monroy y Silva, Ana Caro de Mallén, Francisco de Monteser, Juan de la Hoz y Mota, Agustín de Salazar y Torres, sor Juana Inés de la Cruz, Francisco Bances Candamo, Antonio de Zamora, José de Cañizares y Melchor Fernández de León (Madrid, M.
Más sarcástico aún se muestra Quevedo en el entremés La endemoniada fingida -en el que un amigo y el marido de la supuesta endemoniada, disfrazados de demonios, apalean a un viejo que pretendía seducirla haciéndose pasar por exorcista— o en El aguacil alguacilado, como lo muestra el siguiente fragmento: Abundan las obras teatrales en las que se muestran enredos en los que participan demonios, duendes, brujas, hechiceras, espíritus, astrólogos o endemoniados, como en el Entremés de los diablillos de Francisco de Castro o Duendes son alcahuetes y el espíritu foleto de Antonio de Zamora.
En el 2003 "El hechizado por fuerza" de Antonio de Zamora en el Corral de comedias de Almagro dirigido por Rafael Cea y adaptado por Luis García Araus con David Alarcón, Natalia Hernández, Manuel Morales, Roberta Hellín, Luis Moreno, Alejandro Navamuel, Ana Ruiz y Cristina Pons.
Viento es la dicha de amor es una zarzuela con música del compositor José de Nebra y texto de Antonio de Zamora. A día de hoy es considerado como uno de los títulos más populares del compositor, pese a no ser una de las zarzuelas del periodo Barroco más representadas de la actualidad.
Destacaron en la tragedia Nicolás Fernández de Moratín, José Cadalso, Ignacio López de Ayala y Vicente García de la Huerta; en el más popular género del sainete, destacaron Antonio de Zamora, el prolífico Ramón de la Cruz e Ignacio González del Castillo.