Ejemplos ?
Con estas breves indicaciones y confiado en vuestra juventud y en vuestro entusiasmo por el ideal os saluda fraternalmente vuestro compañero. Anselmo Lorenzo.
- IV - Cuando Anselmo, Santiago y Genaro regresaron al pueblo, Rafael no pudo decirles aún cómo era el rostro de su misteriosa vecina.
Mariano de Michel – Dr. Domingo Gusmán – Dr. José Bernardo Monteagudo – Dr. Anselmo Baldivieso – Dr. Liendo – Dr. Matías Medrano – Dr.
Le voy a embargar todo lo que acredite el valor del préstamo, más el veinte por ciento mensual de mis intereses... ¡Y ya son dos años! - Pero, Don Anselmo... suplicante - ¡No sea usted así!
─ ¡Mínimos en el convento de Chaumont! El Padre Anselmo se frota los ojos y cree ser el juguete de un sueño. Al cabo de un instante de silencio dice: ─ Déjeme hablar con Jean de Chalençon, mi prior, cuya habitación está al lado de la mía.
Prieto 39 Don Pedro Donoso 40 Don José Antonio Bravo 41 Don Faustino de la Cruz 42 Don Pedro Vergara 43 Don Antonio Fernández 44 Don Juan Albano 45 Doña Rita Cruz, viuda 46 Don Anselmo de la Cruz 47 Doña Josefa Toledo, viuda 48 Don Manuel Vergara 49 Don Juan Toledo 50 Don Domingo Paíz ESPAÑOLES 51 Antonio Soloaga 52 Juan Berríos 53 Nicolasa Poblete 54 Mónica Olave 55 José María Ruiz 56 Mercedes Guerrero 57 Rosa Yáñez 58 José Antonio Durán 59 Josefa Lezana 60 Rosa Lezana 61 Dionisia Ramírez 62 Josefina Morales 63 Juan José del Moral 64 Juan de Rojas 65 José Torres 66 Lorenzo Rojas 67 Juan Palacios 68 Juan Bta.
Varias veces éste tuvo que ser tocado para que el hombre, estremecido, terminara con brusquedad asustada sus cavilaciones en voz alta y se dirigiera a la puerta. Apenas hubo abierto, una mujer humilde, poco menos que joven, lo saludó: - Buenas, Don Anselmo...
Cuando me halle sin tantas atenciones propondré a vuestra señoría los premios de los oficiales y tropa que más se han distinguido en esta acción, y tendrán su correspondiente lugar el teniente de voluntarios del Rey, don Manuel de Orna, el subteniente del mismo cuerpo don Anselmo Rial, y los abanderados del real Borbón don Ramón García Pérez, que colocó el pabellón de su cuerpo en la cima del monte, y el de voluntarios del Rey don Luis Toribio Reyes que con su fusil y a la vanguardia ocupó dicho sitio.
Otros empleados: Defensor Público señor Amadeo Alba; Alguacil Mayor, Aníbal Aguilera; Jueces Civiles primero y segundo, Anselmo Aguilera y Elias León; Tesorero Municipal, Alejandro Vivar; Jueces Civiles de la parroquia de Buenavista, Darío Ruiz y Manuel Barrezueta; ídem de la parroquia de Chilla, Prudencio Morocho o Ignacio Velepucha.
Entonces el padre Anselmo continuó el relato de lo que le había sucedido con tanto detalle y tanta fluidez, con tal acento de veracidad, que el superior fue recuperando por fin alguno de sus recuerdos, y empezó a recordar el nombre de Jean de Chalençon que estaba tantas veces repitiendo el padre Anselmo: ─ Era ése, en efecto, el nombre del último prior de los benedictinos de Chaumont.
Estos cuidaron de recoger las obras más provechosas que sus predecesores habían escrito y de propagarlas después de haberlas asimilado y aumentado de su propia cosecha, como hicieron sobre todo Isidoro de Sevilla, Beda y Alcuino; o bien de glosar los manuscritos sagrados, como Valfrido, Estrabón y Anselmo de Luán; o de proveer con procedimientos nuevos a la conservación de los mismos, como hicieron Pedro Damián y Lanfranco.
- Todos aquellos bienes muebles e inmuebles que por cualquier título puedan ser adquiridos por la C.N.T. - Cualquier otro recurso legalmente obtenido así como los bienes de la Fundación Anselmo Lorenzo.