Andrómeda

Andrómeda (Andromeda)

 
mit. Hija de Cefeo y Casiopea.
bot. Arbustillo perennifolio de la familia ericáceas (Andromeda polifolia) de unos 25 cm de altura.
Traducciones

Andrómeda

Andromeda
Ejemplos ?
La cercana galaxia de Andrómeda, a 2,5 millones de años-luz de distancia, contiene una M☉ agujero negro central (1.1 a 2.3) x 108 (110-230 million), significativamente mayor que la Vía Láctea de.
Un dibujo circular en la sección "astronómica" (folio 68 vuelto, sección 3) representa un objeto de forma irregular con ocho brazos curvados y estrellas amarillas y azules en su interior; algunos lo han interpretado como el dibujo de una galaxia, que solo se puede observar con un telescopio e incluso se ha insinuado que el propio Roger Bacon pudo fabricar uno con un espejo cóncavo: sin embargo incluso con los mayores telescopios actuales ninguna galaxia presenta ese aspecto salvo que se utilice la fotografía; la Galaxia de Andrómeda aparece bastante de canto y no de frente como la que se aprecia en el manuscrito.
Estos caballeros son Dante de Cerbero y Capella de Auriga, que vienen a matar a Seiya. Dante utiliza sus cadenas para lanzar a Hyoga y a Shun a un abismo, pero gracias a la cadena de Andrómeda no se lastiman.
También destaca la aparición de un joven llamado Shun de Andrómeda quien a pesar de su apariencia tierna y débil logra derrotar a su oponente Jabu del Unicornio (quien había aplastado a su oponente Ban de Leo Minor).
Finalmente Hyoga se encuentra con Ikki, pero éste aprovecha el conocimiento del Cisne negro y lo derrota fácilmente. Shun se encuentra con Andrómeda negro a quién derrota con mucho esfuerzo.
Cuando Cefeo y Casiopea aceptaron la boda de su hija Andrómeda con Perseo por haber matado éste al monstruo marino que los acosaba, llamaron a Agénor y le prometieron la mano de su hija, con la esperanza de que les liberase de Perseo, al que no querían como yerno.
Este método podría utilizarse también para obtener la distancia a otras galaxias en las que se observasen estrellas Cefeidas, tal y como lo hizo Edwin Hubble en los años 1920 con la galaxia de Andrómeda.
Edwin Hubble combinó las ideas del trabajo de Leavitt con otros datos astronómicos como los del corrimiento al rojo, también descubiertos por otros científicos y de ese modo pudo asombrar al mundo en 1923 revelando que una mancha borrosa observada en la constelación de Andrómeda era una enorme galaxia de 100.000 años luz de diámetro y millones de estrellas (ahora conocida como M31) situada a unos 900.000 años luz de la Tierra.
Se cree que algunos cúmulos globulares se formaron como galaxias orbitantes alrededor de una galaxia mayor, acabando únicamente con su bulbo central cuando las estrellas externas fueron atraídas por la fuerza gravitacional de la galaxia central; una de las pruebas que sustentan ésta teoría es la diferencia de edades entre las estrellas de algunos de ellos cómo sucede por ejemplo en Omega Centauri, o en G1 -éste en la Galaxia de Andrómeda-.
La distancia entre el Sol y el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, es igual a 8,5 kpc (8.500 pc): cerca de 30.000 años luz. La galaxia de Andrómeda está a 0,7 Mpc, es decir, 700.000 pc, o más de 2 millones de años luz.
1604 – SN 1604 – Supernova en Ophiuchus, observada por Johannes Kepler; es la última supernova vista en la Vía Láctea. 1885 – S Andromedae en la Galaxia de Andrómeda, descubierta por Ernst Hartwig.
Algunos cúmulos globulares (como Omega Centauri en la Vía Láctea y G1 en M31, la galaxia de Andrómeda) son extraordinariamente masivos, del orden de varios millones de masas solares.