André Breton

Búsquedas relacionadas con André Breton: Tristan Tzara

Breton, André

 
(1896-1966) Novelista, ensayista y crítico francés. En 1919 fundó con Aragon y Soupault la revista Littérature, publicación en la que apareció su Manifiesto del surrealismo (1924), con la propuesta de liberar sistemáticamente la poesía de todo tipo de control. Su creación literaria más famosa es Nadja (1928). Otras obras: El surrealismo y la pintura (1928), La inmaculada concepción (1932), El arte mágico (1957) y Claro de Tierra (1966).
Ejemplos ?
Desnos lee en si mismo como en un libro abierto, y no se preocupa de retener las hojas que el viento de su vida se lleva. André Breton.
André Breton. 1924 Tanto de fe en la vida, en la vida en su aspecto mas precario, en la vida real naturalmente, que al fin esta fe acaba por desaparecer.
En 1916 el galerista Paul Guillaume le dio su primera exposición individual en su galería con un prólogo de Guillaume Apollinaire e ilustró Mont de Piete de André Breton.
Se fue haciendo nombre y en una de sus exposiciones André Breton le dedicó unas líneas, diciendo: El duende que Vivancos manifiesta en su pintura, es el don del que se place por descubrir el arte por sí mismo; es la invirginal consagración de la vida acaso vencida de antemano, pero junto a la posibilidad de recomenzarla cada vez.
Estuvo muy próximo al surrealismo en sus inicios, pero sus contactos con el grupo fueron muy escasos, excepto con el jefe de filas, y su monografía André Breton (1948) es eco de esa experiencia fundamental.
El surrealismo tuvo gran influencia de la psicología freudiana, evocando en sus obras el mundo del inconsciente, de los sueños, de la subjetividad, en un estilo que buscaba la asociación insólita de palabras, de metáforas oníricas y delirantes, que se tradujo en la técnica de la «escritura automática». Destacaron André Breton, Paul Éluard y Louis Aragon.
En su obra se pueden identificar diferentes etapas: Inició su trayectoria dentro de las vanguardias de los años 20, en compañía de André Breton y Louis Aragon.
En 1930 escribe en colaboración con André Breton La Inmaculada Concepción, un curioso libro de poemas en prosa en el que imitan varias enfermedades mentales, en la vena del método paranoico-crítico de Dalí.
Le presentó a André Breton y Louis Aragon con el que mantendrá toda su vida una relación muy profunda pero también conflictiva (siempre alrededor del comunismo).
Posteriormente en México, en enero de 1940, el mismo César Moro con André Breton y Wolfgang Paalen logran presentar en la Galería de Arte Mexicano una selección de cuarenta obras tanto de representantes del movimiento surrealista como de americanos cuyo trabajo tenía afinidad con el movimiento..
Más adelante en 1958, se editó un libro con el título Constelaciones de muy pocos ejemplares, con la reproducción de veintidós aguadas de Miró y con veintidós prosas paralelas escritas por André Breton.
Sin embargo, la actividad había llegado a su culmen con la visita de André Breton y Benjamin Péret a Tenerife en 1935, organizando una exposición de pintura, firmando el Segundo Boletín Internacional del Surrealismo, intentando proyectar La Edad de Oro de Luis Buñuel -prohibida por el gobierno de la isla- y dejando en Breton un recuerdo que constituirá el contenido del capítulo V de su L'amour fou (1937).