Amati

Amati

 
Familia de Cremona (ss. XVI-XVIII). Fue famosa por la fabricación de violines.
Ejemplos ?
Ese mismo año, Piatti conoció a Habeneck, recibió como regalo un violonchelo Amati de Liszt, y compuso Chant Religieux y Sollnambula.
Asistente de la Ciudad, con gran número de titulados y con los restantes veinticuatro y caballeros; y el embajador desmontando de la carroza, montó a caballo con el Capitán de su guardia y Caballerizo, vestido sobriamente, a la usanza del Japón, y mostrando al Asistente lo obligado que quedaba de la mucha cortesía y honores que la Ciudad se servía de usar con él, fue puesto en medio del dicho Asistente y Alguaciles Mayores y prosiguiéndose la cabalgata con increíble aplauso y contento de la gente, por la Puerta de Triana se dirigieron al Alcálzar Real.: —(Scipione Amati, Historia del regno di Voxu, 1615.) Miércoles 23 de octubre de 1614 años entró en Sevilla el embaxador Japon Faxera Recuremon, embiado de Joate Masamune, rey de Boju.
Sus armas personales son la semiautomática SIG Sauer P239 y el subfusil automático FN P90 de fabricación belga que lleva un maletín para violín Amati.
De acuerdo con el Henley Atlas of Violen Makers, durante los tiempos que pasó en Francia, Joachim tocó un violín hecho por el luthier francés Charles Jean Baptiste Collin-Mezin. Un violín de Francesco Ruggeri con la etiqueta Nicolaus Amati.
Marea Alta, 1998 El primo Javier (novela) México, Editorial Planeta, 1996 Espiral (novela corta) México, Tava Editorial, Colección noveleta, 1994 Enfermedad de escribe con c (libro para niños) Barco de Vapor, México 2009 (link) El brasier de mamá Trilce y Fundación Alma, México 2013 Ese monstruo tiene mi cara Trilce y Fundación Alma, México 2014 Las tres reglas que cambiaron todo Trilce y Fundación Alma, México 2014 Letras para sanar (Manual de lectura a niños hospitalizados). Amati, México, 2012 (link) Escribir cuento y novela (caja de herramientas y cuaderno de trabajo) México, Paidós, 2005 Leer cuento y novela (guía para leer narrativa y dejar que los libros nos hagan felices).
México, Paidós, 2004 Cómo empezar a escribir narrativa, (caja de herramientas y cuaderno de trabajo) México, Amati 2000 Three messages and a warning: contemporary mexican short stories of the fantastic, Austin, Texas 2012 Saudade, un murmullo intraducible, antología CONACULTA, El guardagujas, México 2009 Los de atrás, (compilación) coautora.
Como violinista solista, Eduard Melkus es uno de los pioneros en la renovación de la música barroca y de la interpretación con criterios musicológicos e historicistas. Melkus toca un violín barroco Nicolo Amati de 1679.
Posee otros tres instrumentos fabricados por Amati, lo que le permite reunir un cuarteto de cuerdas completo del mismo luthier. Melkus ha ofrecido numerosos conciertos y ha grabado muchos discos, sobre todo de obras del siglo XVII y XVIII, a veces con la Capella Académica, y a veces junto a la clavecinista francesa Huguette Dreyfus.
Colaboró semanalmente en el suplemento Sábado del cotidiano Uno más Uno durante siete años (1992-1999). Es cofundadora de Ediciones Brujas y fundadora de Amati en el año 2000.
De los más de 800 pilotos que han competido en Fórmula 1, únicamente cinco han sido mujeres: las italianas Maria Teresa de Filippis (1958-1959), Lella Lombardi (1974-1976) y Giovanna Amati (1992), la británica Divina Galica (1976 y 1978) y la sudafricana Desiré Wilson (1980).
Cabe también destacar que Armando Riquelme se ha desempeñado como Concertino de las más destacadas agrupaciones orquestales de la V región, como la Camerata Amati PUCV (2004), Orquesta de Cámara de la PUCV (2004 - 2007), Orqesta de Cámara de la Universidad del Mar (2008), Orqesta Creamar (2010) por mencionar algunas.
Durante su carrera como concertista tocó violines muy importantes, como un Amati de 1684, que le cedió en su infancia una familia patricia de Pontevedra, a quien el violín le había sido regalado por la reina Isabel II y que se conserva hoy en el Museo Provincial de esta ciudad, un Guadagnini, que adquirió él mismo, y al menos un par de Stradivarius, uno cedido por la viuda de Joachim Reifenberg y otro, de 1713, cedido por Jeannette Wallen y un Guarneri del Gesù, de 1737, cedido por el millonario comerciante estadounidense John Wanamaker.