Amara

Amara

 
C. de Irak, cap. de la gobernación de Misan; 64 847 h.
Ejemplos ?
Yo aborrezco a Mauricio, y si le amara, esta amenaza que a mi sangre ha hecho, a no dalle la mano me obligara; que no se rinde el gusto a su despecho.
Si no te amara tanto me decidiría a buscar otros amantes cuyas venas agotaría, pero desde que te conozco todo el mundo me produce horror.
Ante la sospecha de infestación de piojos de alguien cercano, evitar el contacto directo con el pelo expuesto (utilizar gorro o cofia), lavar la ropa de cama, toallas y ropa personal (en agua hervida caliente) o planchar con temperatura alta. Utilizar champú (bálsamo o loción) por ejemplo de Quassia amara L.
Asimismo, el Instituto Peñaflorida de la capital guipuzcoana adoptó el nombre de Instituto Usandizaga en su traslado al ensanche de Amara donostiarra en 1956.
una nube con relámpagos (según el Rig-veda 4.10.5; véase el comentario de Iaska al Naighantuka 1.10). m. oscuridad (según lexicógrafos, como Amara Simja, Jala Iudha, Jema Chandra). m.
Y no sospecha que de mí es amado, y que por él yo me desvivo triste; que, si mis ansias y mi amor supiera, también me amara, por piedad siquiera.
Jovita era tan firme en su querer, que no parece sino que para ella se escribieron estas coplas: :::«El Padre Santo de Roma :::me dijo que no te amara, :::y le dije: -Padre mío, :::aunque me recondenara.
14A Si a ti más que a los ojos míos no amara, gratísimo Calvo, por el presente este te odiaría a ti con odio vatiniano: pues qué he hecho yo o qué he dicho, por que a mí con tantos poetas mal me pierdas.
Si crüeles os mostráis, porque no queréis que os quiera, fieros por demás estáis, pues si amándoos, me matáis, si no os amara, muriera.
Vivos estarán en muerte todos sus adoradores; jamás nunca tendrá amores, aquí está echada esta suerte. Porque si el amor entrara podría romperse el encanto, mas causará tal espanto que no creo que alguien lo amara.
Si tu pecho, como tu faz imita la que adoro, de prendas y virtud igual tesoro en tu seno guardara, ¡Cuál fuera yo feliz! ¡Cómo te amara con efusión inmensa de ternura, y a labrar tu ventura mi juventud ardiente consagrara...!
La recogí al momento, y en mí guardada estuvo, su esencia se contuvo sin escapar de mí. Y nunca esa flor triste privó de que te amara, ni nunca ella esperara lo que he encontrado en ti.