Amadís de Gaula

Amadís de Gaula

 
Libro de caballerías. Narra las aventuras de Amadís enamorado de la princesa Oriana de Escocia.
Ejemplos ?
A diferencia de los caballeros reales medievales que peleaban por su propio beneficio, los Santos luchan por ideales superiores a las necesidades humanas, como los caballeros de los libros de caballerías, como Amadís de Gaula o Belianís de Grecia.
Este género –conocido en inglés como romance– Hay que distinguir lo que en castellano se conoce como romance (aquellas composiciones narrativa en verso que derivan de la épica franco-castellana y que forman el romancero) y el romance, composiciones narrativas en verso o en prosa que cuentan las hazañas de héroes como Arturo o sus seguidores (Sir Gawain y el Caballero Verde) o el Amadís de Gaula en la obra de Garci Rodríguez de Montalvo.
lorisel de Niquea es un libro de caballerías español del siglo XVI, décimo de la serie de Amadís de Gaula, impreso por primera vez en Valladolid en 1532.
entre 1480 y 1492 - íd. 24 de junio de 1554) fue un escritor español, continuador de La Celestina y del Amadís de Gaula. Fue hijo del cronista de Carlos V, Tristán de Silva, que participó en la guerra de Granada y fue regidor de Ciudad Rodrigo y, entre 1491 y 1492, alcalde de Madrid.
Publicó después una continuación de esta obra, el Noveno libro de Amadís de Gaula, crónica del muy valiente y esforzado príncipe y caballero de la Ardiente Espada Amadís de Grecia, hijo de Lisuarte de Grecia, emperador de Constantinopla y de Trapisonda, y rey de Rodas (1530).
Por eso media entre Felides y Polandria para que su historia tenga final feliz; junto a esta historia amorosa principal, hay muchas otras secundarias. Escribió además varios libros de caballerías pertenecientes al popular ciclo de Amadís de Gaula.
El primero que publicó fue Lisuarte de Grecia (1514) obra relativamente corta, que narra las hazañas de un nieto de Amadís de Gaula y que tuvo un considerable éxito editorial.
Cervantes elogió calurosamente el Palmerín de Inglaterra en el escrutinio de la biblioteca de Don Quijote, en el capítulo VI de la primera parte del Quijote, diciendo: Aunque contiene considerable materia original, Palmerín de Inglaterra revela una fuerte influencia del Amadís de Gaula.
Tradujo al inglés libros de caballerías como Palmerín de Oliva (Palmerin D'Oliva, 1588), Amadís de Gaula (Amadis de Gaul, 1596) y Palmerín de Inglaterra (Palmerin of England, 1596)
Después de 1526, Amadís de Gaula no volvió a morir, por lo menos en los libros castellanos, aunque sí en una de las obras italianas del ciclo, Esferamundi de Grecia, y quizá también en una obra caballeresca portuguesa, Penalva.
Su obra mayor, Amadís, hecha en 100 cantos, inspirada en las aventuras del romance español Amadís de Gaula, fue compuesta en versos endecasílabos sueltos y luego en octavas según el gusto se impuso con el Boiardo y el Ariosto, y el incompleto Floridante, que retomaba un episodio del Amadís y fue terminado y publicado póstumo por Torquato en el 1587 Quedan de él también un Razonamiento de la Poesía del 1562 en el cual exprime las propias convicciones poéticas ya indicadas en un discurso hecho en 1560 en la Academia Veneziana de la Fama y el Epistolario, posteriormente considerado un modelo de prosa literaria Introdujo la estrofa que al ser incorporada por Garcilaso al castellano se llamó lira.
En 1546 se había publicado en España Silves de la Selva, obra de Pedro de Luján, numerada como libro duodécimo del popular ciclo iniciado con el Amadís de Gaula.