Alonso Carbonell

Carbonell, Alonso

 
(principios s. XVII) Arquitecto español, de estilo barroco moderado. Obras: panteón de El Escorial, palacio del Buen Retiro y la cárcel de Corte, en Madrid.
Ejemplos ?
Bajo la dirección de los arquitectos Giovanni Battista Crescenzi y Alonso Carbonell se construyeron diversos edificios, entre ellos el Coliseo del Buen Retiro, que acogió representaciones de los dramaturgos españoles del Siglo de Oro, entre ellos Calderón de la Barca y Lope de Vega.
214-215.) fue inaugurado el 4 de febrero de 1640, según proyecto que podría atribuirse a la colaboración de Alonso Carbonell con Cosme Lotti.
l Casón del Buen Retiro es uno de los dos únicos edificios que han sobrevivido a la destrucción del Palacio del Buen Retiro, del que toma su nombre, en Madrid (España). Construido por Alonso Carbonell en 1637, fue diseñado inicialmente como un espacio para salón de baile de la Corte de Felipe IV.
Esta célebre pintura se trasladó al Museo Reina Sofía en 1992, y el Casón, tras años de obras, se ha reabierto como Centro de Estudios del Museo en 2009, mientras que las colecciones del XIX se han reubicado en la sede principal del Prado gracias a la ampliación de Rafael Moneo. El llamado Casón fue construido por Alonso Carbonell en 1637 como salón de baile del Palacio del Buen Retiro.
Dentro del volumen exterior del Palacio, destaca el llamado Casón, adornado con jardines de parterres de flores. Este edificio fue proyectado y construido por Alonso Carbonell en 1637 para dedicarlo a salón de baile de la Corte.
Crescenzi, a pesar de ser un valido del Conde-Duque, recibe varias presiones para su pronta finalización; pero su muerte en 1635 hace que sea sustituido por Alonso Carbonell como maestro de obras.
Los jardines fueron diseñados por Gaspar Bandal. Alonso Carbonell remató la obra con techados de pizarra, galerías porticadas y un jardín italiano con fuentes escalonadas en tres terrazas, un vivero de árboles y una huerta.
Entre los proyectos reales uno de los más destacados fueron los Jardines del Buen Retiro de Madrid, una iniciativa de Felipe IV que confió al conde-duque de Olivares, quien encargó el proyecto a los arquitectos Giovanni Battista Crescenzi y Alonso Carbonell, mientras que los jardines corrieron a cargo del italiano Cosimo Lotti.