Alhakén II


Búsquedas relacionadas con Alhakén II: Almanzor

Alhakén II

 
(915-976) Califa de Córdoba en 961-976, hijo de Abderramán III, a quien sucedió. Conquistó Tánger. Gran mecenas del arte y la cultura.
Ejemplos ?
Entre 1013 y 1022, durante el periodo Taifa, Lisboa perteneció a la Taifa de Badajoz, mientras se mantuvo bajo el poder de Sabur al-Saqlabi, un saqaliba, antiguo súbdito de Alhakén II.
En septiembre de 971 envió embajadores al califato de Córdoba, según consta en al-Muqtabis de Ibn Hayyan, para entrevistarse con el califa omeya Alhakén II.
Sirvió a los tres primeros califas, pues fue liberado de la esclavitud durante el reinado de Abderramán III, llegó a su máximo prestigio con Alhakén II y falleció durante el mandato del tercer califa Hisham II.
El año 972, el califa Alhakén II le envió con la flota a combatir una invasión danesa de 28 naves que derrota desde Silves, (Shilb) en la desembocadura del río Arade, en el Algarve.
A la muerte del califa Alhakén II en 976, es proclamado califa su hijo Hixem II con el apoyo de su madre la sultana Subh (que se llamaba Aurora pues había nacido cristiana, en una casa noble y entregada como esclava al califa por un enemigo de su padre).
Fue nasi de al-Ándalus con los monarcas Abderramán III y Alhakén II, está reconocido como principal impulsor de la edad de oro de la cultura judía en España.
En la judería nació Hasday ibn Shaprut, que fue el primer judeo-español que destacó en la historia de la Península Ibérica, puesto que fue consejero de dos califas cordobeses, Abderramán III y Alhakén II, llegando a ser Nasi de al-Ándalus.
Después de la muerte de Alhakén II en 976 y sucederle su hijo Hixem II tutelado por Almanzor, se ensombrecieron aún más las perspectivas de todos los reinos cristianos: las tropas de Almanzor vencieron en 981 a los cristianos en Torrevicente, al sur de Soria, y después también en Tarancueña, cerca de Osma.
Hasta el soterramiento de las vías del tren, la avenida desembocaba en la avenida de América. En este segundo tramo confluyen a la avenida las calles Reyes Católicos, Fray Luis de Granada, Alhakén II y Benito Pérez Galdós.
Fue el califa Alhakén II (autor de la ampliación más suntuosa que sufrió la Mezquita de Córdoba e hijo del rey Abderramán III) quien decidió su construcción.
Archivo:BAE09705.jpg Estatua a Averroes. Archivo:MonAlhakenII01.jpg Estatua a Alhakén II. También hay varias esculturas colocadas en las numerosas plazas del casco antiguo.
En la céntrica Plaza de las Tendillas se encuentra la estatua ecuestre del Gran Capitán, en la Plaza de Capuchinos se halla el Cristo de los Faroles, en la Plaza de la Trinidad está la estatua a Luis de Góngora, en la Plaza del Cardenal Salazar está el busto de Al-Gafequi, en la Plaza de Capuchinas está la estatua al obispo Osio, en la Plaza del Conde de Priego puede contemplarse el monumento en honor de Manolete y en el Campo Santo de los Mártires se encuentra la estatua a Alhakén II y el monumento a los amantes.