Alhakén I

Alhakén I (Abu-I-Asi al-Hakam)

 
(770-822) Emir de Córdoba en 796-822, hijo de Hixem I y nieto de Abderramán I. Derrotó a Luis el Piadoso.
Ejemplos ?
Según una anécdota de ˁAbbās ibn Nāṣih, el más importante poeta de al-Ándalus de la primera mitad del siglo IX, se dio a conocer en la corte de Alhakén I corrigiendo una casida de Ibn Nāṣih.
Destacó, por tanto, en el género satírico, con una extraordinaria habilidad para el registro popular del árabe, si bien también dominó el panegírico, con el que comenzó su trayectoria como poeta dirigiendo sus versos laudatorios a Alhakén I.
Hišām (en árabe: أبو العاص الحكم بن هشام), llamado al-Murtazî (المرتضى), más conocido como Alhakén I, Al-Hakam I o Alhaquén I (Córdoba, 770 - ibídem, 21 de mayo de 822), fue el tercer emir independiente de Córdoba, desde el 17 de abril de 796 hasta su muerte.
bū l-Mutarraf `Abd ar-Rahmān ibn al-Hakam (en árabe: أبو المطرف عبد الرحمن بن الحكم), más conocido como Abderramán II (Toledo, octubre-noviembre de 792 - Córdoba, 22 de septiembre de 852), hijo y sucesor de Alhakén I, fue el cuarto emir omeya de Córdoba desde el 25 de mayo de 822 hasta su muerte.
Ibn Hayyan de Córdoba. Almuqtabis II-1 (Crónica de los emires Alhakén I y Abderramán II entre los años 796 y 847). Zaragoza, Instituto de Estudios Islámicos y del Próximo Oriente, 2001 (Trad., notas e índices de Mahmud ali Makki y Federico Corriente).
Políticos y militares Abd Allah I de Córdoba Abderramán I Abderramán II Abderramán III Al-Mundir de Córdoba Alhakén I Hisham I al-Andalus Mohamed I de Córdoba Almanzor Musa ibn Nusair Filósofos y teólogos Muhammad ibn Massarra Averroes Médicos y científicos Averroes Poetas y escritores Ibn Arabi Ibn Quzman Según los datos del Informe Anual del Observatorio Andalusí correspondiente a 2006, vivían en esa fecha 1 080 478 musulmanes en España; equivalente al 2,41 % de la población total.
Tras unos años de calma, tras morir Alhakén I, llega al poder de Abderramán II, que ejecuta el ataque más violento registrado en Álava, según fuentes árabes, que indican que entran por una garganta llamada Guerniq, detrás de la cual había una llanura donde tenía el enemigo sus almacenes y provisiones.
Vagó por Sham (Siria) e Ifriquiya (el norte de África), viviendo por un tiempo en la corte aglabí de Kairuán, hasta que escribió al emir de Córdoba, Alhakén I para ofrecerle sus servicios, que éste aceptó inmediatamente.
Esta última conquista los llevó hasta la desembocadura del Ebro y les permitió el acceso a Valencia, lo que impulsó a que el emir Alhakén I reconociera sus conquistas en 812.
Las Caballerizas Reales fueron erigidas en un solar propiedad de la iglesia ubicado entre las murallas defensivas de la ciudad y el Alcázar de los Reyes Cristianos estando construidas a su vez sobre las antiguas caballerizas de la etapa califal, que alcanzaron su mayor esplendor durante el reinado de Alhakén I, en el cual se extendían hasta la orilla del Guadalquivir y albergaban a más de dos mil caballos.
Hombre culto y piadoso, fomentó los estudios teológicos y jurídicos, protegiendo la escuela malikí, que frente a otras escuelas destaca por su flexibilidad: las normas se ajustan a las diferentes situaciones de cada país, por eso se aplica en la actualidad con éxito en tan diversos países musulmanes. Hisham I murió prematuramente, dejando el poder a su hijo Alhakén I (796-822).
Posteriormente se hicieron servidores del guerrillero Matruh y en el 785 tomaron Zaragoza y Huesca, pero éste posteriormente fue asesinado por Amrus, dando así pruebas al emir de Córdoba de su lealtad. Alhakén I para premiarle le nombró gobernador (walí) de Talavera de la Reina (Medina al-Talabaira), y le hizo entrega de su alcázar para gobernar esta importante ciudad clave en la defensa de al-Ándalus.