Alfredo González Flores


Búsquedas relacionadas con Alfredo González Flores: Federico Tinoco Granados

González Flores, Alfredo

 
(1877-1962) Abogado y político costarricense. Fue presidente de la República en 1914-17.
Ejemplos ?
Como diputado duranista respaldó con su voto la elección de Alfredo González Flores en el Congreso en mayo de 1914, a pesar de lo cual apoyó el golpe militar de 1917 y fue elegido como miembro de la Asamblea Constituyente convocada por el Jefe Provisorio Federico Alberto Tinoco Granados.
Como resultado de esa gestión, se promulgó la Ley 77 del 31 de julio de 1928, que creó el Servicio Nacional de Electricidad (SNE), cuyo primer presidente fue Alfredo González Flores.
Sin embargo, en abril de 1914 apoyó el nombramiento de don Alfredo González Flores, y el 8 de mayo siguiente fue designado nuevamente como Canciller, cargo al que renunció a partir del 1° de julio de 1915, para asumir el de Ministro Plenipotenciario de Costa Rica en Washington.
En marzo de 1915, en la administración de don Alfredo González Flores, se construyeron dos escuelas, una en el caserío El Pozo, la cual actualmente se denomina Escuela Nieborowsky; y otra en el Palmar de los Indios (hoy Palmar Norte), con el nombre de Escuela Castañeda, que en la década de los años cincuenta, se bautizó con el nombre de Eduardo Garnier.
Desempeñó varios puestos clave durante los gobiernos de los presidentes Cleto González Víquez, Alfredo González Flores, Julio Acosta García y Rafael Ángel Calderón Guardia.
Toda su vida es un claro ejemplo de las dificultades que genera el enfrentamiento contra los poderosos; primero, fue enemigo de Ricardo Jiménez; posteriormente de Alfredo González Flores; y por último, del peor de todos: su amigo Pelico Tinoco Granados, quien traicionó su amistad, cerró su periódico y lo persiguió por toda Costa Rica hasta asesinarlo.
Sería distrito escolar de San Jose en 1886 y luego ascendido a cantón durante la administración de Alfredo González Flores el 27 de julio de 1914 mediante la ley No.
Escribió contra la pena de muerte que se practicaba en Costa Rica, especialmente fomentada por los militares que componían al ejército, y a los que Rogelio Fernández les era tan antipático como su oposición a «matar como castigo». Su amigo Alfredo González Flores asume la presidencia y le ofrece el consulado de Costa Rica en Barcelona (Cataluña).
En Costa Rica, mientras tanto, el gobierno constitucional de su examigo Alfredo González Flores había sido derrocado por su amigo Pelico Tinoco, que se mantuvo en el poder de manera ilegítima (de facto).
20 del 18 de octubre de 1915, sobre división territorial para efectos administrativos, promulgada en el gobierno de Alfredo González Flores a la cabecera del cantón se le asignó el título de villa.
Se dio a conocer en 1979 cuando obtuvo el Premio Editorial Costa Rica con “Los Tinoco”, galardón que repitió en 1986 con “Julio Acosta, el hombre de la providencia”.;De carácter histórico: “Alfredo González Flores, estadista incomprendido”, 1980, “Rogelio Fernández Güell, escritor, poeta y caballero andante”, 1980, “Vida, muerte y mito del Dr.
Ricardo Jiménez Oreamuno. Volvió a intentarlo en 1913, perdiendo unas elecciones muy controversiales en las que fue elegido Alfredo González Flores.