Alcuino de York

Alcuino de York (Albinus Flaccus)

 
(735-804) Teólogo y filósofo inglés. Como director de la escuela catedralicia de York, se trasladó a Aquisgrán, donde fue la figura más destacada de la Escuela Palatina creada en la corte de Carlomagno; también fue impulsor del llamado renacimiento carolingio del s. IX. Excelente latinista, favoreció el uso de la lengua latina. Autor de la primera disputa o debate medieval, Disputa entre la primavera y el otoño, y de varias obras didácticas.
Ejemplos ?
patr. (XII, 23)― y Alcuino de York (735-804) ―en su De virtut. et vitiis, XXVII y siguientes)― continuaron la idea de ocho pecados capitales.
Traducción de Lucio Marineo Sículo, Crónica d'Aragón, Valencia, Joffre, 1524. Traducción del Homiliario atribuido a Alcuino de York, Valencia, Juan Navarro, 1552.
Al principio del cristianismo, todos los escritores religiosos ―Cipriano de Cartago, Juan Casiano, Columbano de Luxeuil, Alcuino de York― enumeraban ocho pecados capitales.
Es el caso del rey de los francos salios, Clodoveo I, que en el siglo VI, el día de su bautizo, confesó relaciones con hombres o Alcuino de York, el poeta anglosajón del siglo IX cuyos versos y cartas destilan homoerotismo.
Carlomagno protegió al papado, lidiando varias guerras contra sus enemigos tradicionales los lombardos y fortaleciendo el rol social de la Iglesia. Creó también la Escuela Palatina, a cargo de Alcuino de York, y propulsó el llamado Renacimiento carolingio.
Destaca el Evangeliario de Godescalco (Godesscalc o Godescalc) que se conserva en la Bibl. Nal. de Francia.; Escuela de Tours: Gira en torno a la figura de Alcuino de York. Se siente influencia irlandesa.
Importantísima es la mención del clérigo, teólogo y erudito pedagogo Alcuino de York quien al llegar a la corte de Carlomagno, reintrodujo la cultura clásica al continente y dio comienzo al Renacimiento carolingio.En dicha corte destacó también el monje y astrónomo irlandés Dungal de Bobbio, quien explicó el doble eclipse del año 810 basándose en los escritos de Macrobio y de Plinio el Joven.
Con el renacimiento carolingio del siglo IX, los mayores pensadores de la época, como el lombardo Pablo el Diácono o el inglés Alcuino de York, se ocuparon de reorganizar la cultura y la enseñanza en su imperio.
Adriano I (- 795): papa de Roma, su papado fue uno de los más duraderos de la historia. Alcuino de York (735 - 804): santo por la iglesia anglicana, teólogo y pedagogo anglosajón.
Everardo fue admitido en la corte de Ludovico Pío y educado en la Escuela Palatina fundada por Carlomagno y dirigida por Alcuino de York, siguiendo el sistema de Trivium y Quadrivium, periodo en el que desarrolló su talento para la ciencia así como su sentido de la piedad.
Fue trasladado a Canterbury en el 792 y fue entronizado arzobispo el 21 de julio de 793, la ceremonia fue presidida por Higbert, arzobispo de Lichfield. Para su elección se requirió que el rey Offa de Mercia consultara con Alcuino de York que era el procedimiento adecuado.
La relación entre ambos reinos es palpable en la historia relativa al Beato de Liebana, que tuvo una gran repercusión en la Cristiandad, desde Alcuino de York y Carlomagno en Aquisgrán hasta el Papa que se ponen del lado del Beato en el famoso conflicto del adopcionismo.