Alcora

Alcora

 
Mun. de la prov. española de Castellón; 8 935h.
Ejemplos ?
PEÑAGOLOSA: Alcora (L’), Castillo de Villamalefa, Cortes de Arenoso, Chodos/Xodos, Figueroles, Lucena del Cid, Ludiente, Villahermosa del Río, Vistabella del Maestrazgo, Zucaina.
También llamada de hoja-pluma, se trata de una variación temática del ramito de Alcora, pintado —como es característica talaverana— a mayor tamaño.
Usada por nobles y humildes, su monopolio mercantil en pugna constante con la loza sevillana, se vio desplazado a finales del siglo XVIII por la emergente fábrica de Alcora; en ese momento histórico se localiza uno de los primeros cambios en sus series decorativas originales.
Por el interior, se encuentran los municipios de Onda y Alcora a los pies de las primeras cordilleras, actuando como puntos de transición entre las montañas ibéricas y la plana del litoral.
A partir del siglo XVIII, la imagen de la patrona de Talavera de la Reina se inserta en el centro de una decoración con motivos originales de Alcora.
La provincia de Castellón cuenta con el Museo del Azulejo Manolo Safont de Onda y el Museo de la Cerámica de Alcora, erigido en 1907.
Válvula de Riego: expulsa el agua necesaria para el riego en la zona de un día. Embalse de Alcora, de 2,2 hm³. Embalse de María Cristina, en la Rambla de la Viuda, cerca de su confluencia con el Mijares, de 18,4 hm³.
El conde de Aranda insistió en añadir nuevos espacios «al cuerpo de población, para que unida con el existente facilite, con sus construcciones, hermosura a ella y comodidad a sus habitantes». Fue emprendedor en la modernización de la cerámica de Alcora que quiso ejercer en la fábrica que heredo de su padre.
La loza verde se hace muy popular, mientras la decorada en azul se refina con decoraciones chinescas o series esponjadas de inspiración italiana (fayenzas de Génova y Savona). También se percibirán en el siglo XVIII algunos temas de la cerámica de Alcora.
La economía de Adzaneta proviene principalmente de la agricultura y ganadería que ocupa la mayor parte de la población activa, aunque desde hace unos años su economía depende en gran parte de la industria azulejera de Alcora, San Juan de Moró, etc.
Amante de las obras de arte, introdujo en España la elaboración de porcelana, mediante una fábrica propia en Alcora, aprovechando unos hornos de vasijas y cántaros hederados.
Desde 1727, el típico blanco purísimo aparece adornado con temas originales de la Loza de Alcora, como la adormidera, el chaparro, o la puntilla de Bérain.