Alan Sillitoe

Sillitoe, Alan

 
(1928-2010) Novelista británico. Refleja en sus obras la frustración de la clase obrera. Autor de Sábado por la noche y domingo por la mañana (1958).
Ejemplos ?
Rodríguez, Óscar Esquivias, Natalia Carrero, Grace Morales, Álvaro Colomer, Iosi Havilio y Roberto Enríquez; Caballo de Troya, 2012 2008 - La arquitectura de la felicidad, de Alain de Botton (Lumen) 2008 - Lo infraordinario, de Georges Perec (Impedimenta) 2009 - Un hombre que duerme, de Georges Perec (Impedimenta) 2010 -, de Georges Perec (Impedimenta) 2011 - Sábado por la noche, domingo por la mañana, de Alan Sillitoe (Impedimenta) 2011 - Te elige...
Alan Sillitoe (Nottingham, 4 de marzo de 1928 -Londres, 25 de abril de 2010) fue un escritor inglés, al que se vincula al movimiento de los Angry Young Men en los años 50.
La piel de los hombres, Caralt (1965), ISBN 978-84-217-2109-4 La puerta abierta, Plaza & Janés (1990), ISBN 978-84-01-38172-0 Sábado por la noche y domingo por la mañana, Impedimenta (2011), ISBN 978-84-15130-13-0 La segunda oportunidad, Debate (1982), ISBN 978-84-7444-060-7 La soledad del corredor de fondo, Impedimenta (2013), ISBN 978-84-15578-36-9; El Tercer Nombre (2007), ISBN 978-84-96693-17-3 La vida continúa, Plaza & Janés (1988) ISBN 978-84-01-38121-8 La novela de protesta social: Alan Sillitoe, Liceus, Servicios de Gestión y Comunicación, 2004, Archivo de Internet, ISBN 978-84-96359-49-9
1977). 1927: Dick Savitt, tenista estadounidense. 1928: Alan Sillitoe, escritor británico (f. 2010). 1929: Columba Domínguez, actriz mexicana (f.
Algunos de los escritores que participaron con la compañía fueron Arnold Wesker, Ann Jellicoe, Donald Howarth, Keith Johnstone y Alan Sillitoe.
1 de marzo: Jacques Rivette, director de cine y escenógrafo francés. 3 de marzo: Gudrun Pausewang, escritora alemana. 4 de marzo: Alan Sillitoe, escritor británico (f. 2010).
D. Salinger, Alan Sillitoe y Doris Lessing, el zoólogo Desmond Morris, y el psicólogo Robert Ornstein. El interior de la casa estaba decorado al estilo Oriente Medio, y almuerzos tipo buffet eran ofrecidos a los visitantes cada domingo en un amplio comedor que antes había sido un establo.
¿Qué dices?» Tales afirmaciones, dice la crítica de Kenneth Tynan, hacen de la obra «un pequeño milagro»: «Todas las cualidades están ahí, cualidades que uno ya había desistido de esperar ver sobre un escenario - la deriva hacia la anarquía, la "izquierdosidad" instintiva, el rechazo automático de las actitudes "oficiales", el sentido del humor surrealista (Jimmy describe a un amigo afeminado como "una Emily Brontë femenina"), la promiscuidad despreocupada, el sentimiento de carecer de una cruzada en la que merezca la pena luchar y, por debajo de todo esto, la determinación de que nadie que muere debe quedar sin que se llore por él». Alan Sillitoe...