Agustín Montiano

Montiano, Agustín

 
(1697-1764) Escritor español. Autor de Discursos sobre las tragedias españolas.
Ejemplos ?
Sin embargo, los dos poemas heroicos de épica culta que incluyó en su obra son en loor de don Pedro de Ceballos, virrey de Buenos Aires. Sus obras recibieron las alabanzas de Nicolás Fernández de Moratín, Agustín Montiano y Luyando y Eugenio Llaguno.
Como las obras homónimas de fr Vittorio Alfieri y Agustín Montiano y Luyando, representa el abuso de Claudio sobre Virginia, cuyo padre la sacrifica para alejarla de aquél; se conservan diversas redacciones de esta tragedia.
Sin embargo, según escribió Agustín Montiano y Luyando, director de la RAH, las críticas del Diario (errores de traducción, plagios) empezaron a levantar tanto una visible como invisible oposición, aparte de las sempiternas envidias y empezaron a recibirse presiones para suspenderla y a sentirse dificultades para financiarla.
En 1743 fue admitido con el nombre de «Caballero Doncel del Mar» en la Academia del Trípode que se reunía en el palacio del Conde de Torrepalma en Granada, y en 1750, llamándose «el Marítimo», en la Academia del Buen Gusto, inspirada por la Poética de Ignacio de Luzán, que se reunía en la casa de la marquesa de Sarria en Madrid; allí conoció entre otros a Blas Nasarre y a Agustín Montiano y Luyando, primer director de la Real Academia de la Historia.
Su pasión por los libros no era sólo bibliófila sino social, de ahí su pronta pertenencia, nada más ser designado teniente de alcalde de los Reales Alcázares, a la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, a la que pertenecieron también Agustín Montiano y Luyando, Vicente de los Ríos, Antonio de Capmany y Montpalau, Vicente García de la Huerta o Pedro Rodríguez Campomanes, prueba del alto nivel de la misma.
Junto con Ignacio de Luzán, Pedro Estala, y Leandro Fernández de Moratín, Agustín Montiano es uno de los principales teorizadores sobre el género dramático del siglo XVIII español; se fijó más en el teatro humanístico trágico del siglo XVI que en el del Siglo de Oro, aunque alude a la intensidad de los efectos dramáticos de Lope de Vega, Luis Vélez de Guevara y otros autores.
La integraban los juristas Juan Antonio de Rada y Berganza y Manuel de Roda y Arrieta, el brigadier Francisco de Zabila y el también sacerdote Jerónimo Escuer, añadiéndose posteriormente a la misma Agustín Montiano y Luyando.
Compuso su poema Las majas en cuatro cantos, publicado en 1789 para celebrar el modo como las jovencitas madrileñas festejaban la subida al trono de Carlos IV. Escribió también un Idilio a la muerte de Montiano, es decir, Agustín Montiano y Luyando.
Fueron fundadores de la tertulia, entre otros, Agustín Montiano y Alonso Verdugo (este último con el seudónimo de "el Difícil"), que en cierto modo representan las dos principales tendencias que conviven en el seno de la Academia.
Y don Valentín no es el único de los españoles empeñados en traer a menos a su insigne com patriota; pues sale por allí un don Agustín Montiano atribuyendo la nombradía de Cervantes a que anda muy desvalido el buen gusto, y la ignorancia de bando mayor.
Pues hubo por ahí un don Valentín Foronda, un don Agustín Montiano, un Isidro Perales o don Blas Nasarre, que tomaron sobre sí el desvalorar a Cervantes; ¡y fueron españoles ésos!
¿En qué estaría pensando don Agustín Montiano cuando dijo que si algunos preferían a Cervantes era porque andaban muy desvalido el buen gusto y la ignorancia de bando mayor?