Achelense

Achelense

 
arqueol. Cultura del Paleolítico inferior, anterior al Musteriense. Sus hachas de mano son de forma oval, aplanada, triangular y lanceolada. Posee algunas industrias de instrumentos pequeños, entre ellos las flechas talladas por ambas caras. Se la ha encontrado en Europa, África, Próximo Oriente y la India.
Ejemplos ?
Se conserva un hacha, denominada de Trelles, perteneciente al Paleolítico inferior y la cultura achelense, que fue localizada cerca de otras tres más pertenecientes al Neolítico en las inmediaciones de La Rocica.
En cualquier caso, son característicos de las culturas más antiguas de la Prehistoria (Olduvayense, Cultura de los cantos tallados, Paleolítico inferior arcaico...; generalmente las que preceden al Achelense).
En Europa y, más concretamente, en España, los núcleos Levallois aparecen en el Achelense, pero la mayoría de las veces, tienen el golpe en el lateral, y no longitudinal; del mismo modo, las lascas Levallois del Paleolítico Inferior son más anchas que largas.
Incluso en España, tan seguidora siempre de los dictados franceses en Prehistoria protestaba el profesor Luis Pericot Los buques insignia de la escuela de François Bordes son la tipología lítica del Paleolítico inferior y medio de Europa occidental (luego extendida por sus discípulos al Paleolítico Superior, al Epipaleolítico y a otros periodos y culturas prehistóricas) y la determinación de diferentes variantes culturales del Musteriense, (llamadas facies de Musteriense típico, facies de Musteriense tipo Ferrassie, facies de Musteriense tipo Quina, facies de Musteriense de Deticulados y facies de Musteriense de Tradición Achelense).
Se tienen estos conocimientos gracias a los estudios realizados en el lugar y a las primeras investigaciones que se llevaron a cabo en 1913, y otras sucesivas en años posteriores, con los útiles encontrados tanto de lascas, bifacies, raederas y otros utensilios, que corresponden a la cultura del Abbevilliense, sucediéndose con el Achelense y llegando hasta el Musteriense, intercaladas con las industrias del Clactoniense, Tayaciense, Levalloisiense y Micoquiense ya en el Paleolítico medio.
l Clactoniense es una facies industrial del Paleolítico Inferior descrita por Henri Breuil en 1932 a partir de materiales del lugar epónimo de Clacton-on-Sea (Essex, Inglaterra). Aunque es contemporáneo del Achelense y comparte sus mismos rasgos tecnológicos, carece de bifaces.
Los más antiguos testimonios de vida humana en las tierras que hoy componen Aragón, se remontan a la época de las glaciaciones, en el Pleistoceno, hace unos 600 000 años. Esta población dejó la industria Achelense que encontró sus mejores armas en los bifaces de sílex o los hendedores de cuarcita.
En las terrazas del río Somme (cercanías de París, Francia) industrias de este tipo se han asociado a restos fauna (Elephas antiquus y Elephas meridionalis), a las mismas cotas que el Abbevillense (es decir, inicios del Achelense).
Entendiéndolo así, el clactoniense existe dentro del Achelense (quizá como variante, a lo largo de todo su desarrollo) e, incluso, durante etapas posteriores.
El reciente desarrollo del proyecto de investigación Primeros Pobladores de Extremadura, codirigido por Eudald Carbonell, Antoni Canals y Sauceda, ha añadido algunos datos a nuestro conocimiento sobre Maltravieso, donde se ha recogido el fruto de los trabajos de investigación en forma de una industria lítica de tipo Achelense asociada a restos óseos de una fauna propiamente pleistocénica ya en parte conocida (gamo, oso, uro, caballo, rinoceronte, lince, hiena, ..) que ha permitido fechar el conjunto entre 350.000 y 120.000 B.P.
Se sitúan, cronológicamente, en el período comprendido entre el Pleistoceno Medio y el Pleistoceno Superior, y corresponden, tipológicamente, a industrias líticas del Achelense y el Paleolítico Medio.
Fue descubierta por Alexander Marshack en 1981, en Mas'adah, en el pie del monte Hermón, una región cercana a los Altos del Golán (entre Israel, Líbano, Jordania y Siria); y se le ha atribuido, con bastante seguridad, una antigüedad de entre 250 000 y 280 000 años, por medio de una capa de ceniza inmediatamente superior, fechada en 230 000 años, en un contexto Achelense.