Academia Florentina

Academia Florentina (Accademia Fiorentina)

 
Fundada en Florencia (1459) bajo la protección de Cosme de Médicis y la dirección de Marsilio Ficino.
Ejemplos ?
En sus investigaciones usó ampliamente la disección y la observación con el microscopio. Redi también fue un celebrado poeta y en 1665 fue nombrado catedrático de lenguaje toscano en la Academia Florentina.
De los notables que hablan en la versión toscana del italiano se dice que parlanu in crusca, con evidente referencia a la famosa Academia florentina, defensora de la lengua italiana.
Explica Ferrater Mora, en su Diccionario de Filosofía, Editorial Suramericana, Quinta edición 1964, que la llegada del filósofo bizantino Georgios Gemistos Plethon a la corte florentina de Cosme de Médicis, y las enseñanzas que dio en la misma de la filosofía platónica y neoplatónica indujeron a Cosme a fundar la llamada Academia Florentina o Academia platónica de Florencia en 1459.
Antonio Eximeno sobre el elogio de Nicolás Maquiavelo, dicho en la Academia Florentina por el señor Juan Bautista Baldelli en el año 1794.
Hubo de formarse en Florencia con el pintor Ranieri del Pace y en 1737 ganó el premio para jóvenes estudiantes de pintura que otorgaba la Academia florentina, en la que sería admitido como aprendiz en 1741.
Como su maestro, fue un fiel seguidor de los preceptos y el estilo impuesto por el rígido Giorgio Vasari, con quien acabaría trabajando junto a otros pintores en los trabajos de decoración de Florencia en 1565. Consiguió el suficiente prestigio como para ser elegido miembro de la Academia Florentina.
El 28 de agosto de 1620, el cardenal Barberini envía a su amigo el poema Adulatio perniciosa que él ha compuesto en su honor. El 20 de enero de 1621, Galileo se convierte en cónsul de la Academia florentina.
En 1588, es invitado por la Academia florentina a presentar dos lecciones sobre «la forma, el lugar y la dimensión del infierno de Dante Alighieri.» Paralelamente a sus actividades, busca un empleo de profesor en una universidad; se encuentra entonces con grandes personajes, como el padre jesuita Christopher Clavius, excelencia de la matemática en el Colegio pontifical.
El más famoso fue la Academia florentina, cuyos fundadores, los amigos íntimos Marsilio Ficino y Giovanni Pico della Mirandola, se deshacían en loas el uno al otro en nombre del «amor divino».
Empezó a practicar para ser boticar io desde que era joven. En 1540 forma parte de la fundación de la Accademia degli Umidi, la cual fue pronto rebautizada como la Academia Florentina.