Abies

Abies

 
bot. Género de plantas arbóreas gimnospermas del orden coníferas, de la familia pináceas. Tiene hojas escamosas, pequeñas, situadas en ramas más o menos horizontales, inflorescencias masculinas en amentos y femeninas en estróbilos, e infrutescencias en conos. Comprende los abetos propiamente dichos. (V. abeto.)
Ejemplos ?
Esto es así debido al relativo aislamiento que han padecido estas tierras separadas de golpe hace tantos millones de años (aislamiento sólo roto por algunos fenómenos migratorios transoceánicos y por la conexión ahora hace 5 millones de años de las dos Américas), hecho que ha promovido una fuerte especiación y ancianidad de la flora (un ejemplo de esto es la repartición de los géneros de coníferas, pues encontramos los representantes más antiguos como Podocarpus, Araucaria, Welwitschia, Fitzroya o Larix americano en áreas australes, y los más nuevos como Pinus, Abies, Picea, Larix en áreas boreales).
San Lorenzo de El Escorial también alberga algunas especies vegetales alóctonas en sus montes, como hayas (Fagus sylvatica), pinsapos (Abies pinsapo), cedros (Cedrus sp.), alerces (Larix sp.), cipreses de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana) o arces (Acer pseudoplatanus).
A continuación se detallan las hierbas que han mostrado algún tipo de efecto ansiolítico. Abies pindrow: se emplean las partes aéreas de la planta, que tiene una larga tradición en India como tratamiento de la ansiedad, y se ha sugerido su utilidad en el tratamiento de los trastornos de ansiedad; el extracto etanólico de sus hojas muestran efectos ansiolíticos significativos en todos los paradigmas de la ansiedad.
Zona mixta, en esta zona predominan los durillos (Viburnum tinus), las adelfas (Nerium oleander), y los aligustres (Ligustrum lucidum y Ligustrum vulgare). También destacan el pinsapo (Abies pinsapo), el Pinus canariensis y el pino carrasco (Pinus halepensis).
Posee una gran riqueza natural, con muchas especies animales y vegetales. Entre las especies de plantas, destacan el pinsapo (Abies pinsapo) y el quejigo de montaña (Quercus faginea var.
En las cotas elevadas es posible localizar manchas de pino negro (Pinus uncinata) y abeto (Abies alba) En la alta montaña tienen su refugio la lagartija pallaresa (Lacerta aurelioi Arribas, 1994.
El pinsapo o abeto mediterráneo (Abies pinsapo) constituye una verdadera reliquia que ha quedado preservada en las sierras de Málaga y Cádiz.
El bosque de Abies religiosa, restringido a zonas elevadas (de alta montaña), forma un bosque de mayores extensiones y presencia en el lugar que el anterior, y se conserva como poco perturbado.
El piso montano se caracteriza por la presencia de hayedos y a veces, en los Pirineos, por abetales de Abies alba; estos hayedos y abetales ocupan las laderas frescas y con suelo profundo de las montañas no muy elevadas.
El Abeto blanco (Abies alba) se sitúa en las laderas frescas y con suelo profundo de las faldas de los Pirineos, desde Navarra al Montseny, formando abetales puros o, con más frecuencia, bosques mixtos con el haya.
En los lechos de los ríos y barrancos se desarrollan los bosques de adelfas y fresnos, y en lugares más altos aparece la laurisilva, con algunos alisos centenarios. El pinsapo o abeto marroquí (Abies maroccana = Abies pinsapo var.
Ecológicamente, ocupa la parte superior de la zona subalpina, por encima de los bosques de abeto (Abies amanecer) o haya (Fagus sylvatica) que puede haber en las zonas más de sombra y en contacto con el pino rojo (Pinus sylvestris) en las partes más solanas.