Abdías

Abdías

 
bib. El cuarto de los profetas menores, autor del Libro de Abdías (ss. VI-V a C).
Traducciones

Abdías

Obadiah
Ejemplos ?
Pero la similitud fonética con «Hispania», el nombre romano para la península ibérica, hizo que los judíos que vivían en al-Ándalus, y que se creían descendientes de la nobleza judía deportada por los romanos tras la destrucción de Jerusalén en la rebelión de Bar Kojba en el siglo I, concluyeran que el oráculo de Abdías se refería a España, y se llamaron a sí mismos «sefardíes».
Los libros incluidos en la versión de los LXX son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, Josué, Jueces, Rut, los dos libros de Samuel (I Samuel y II Samuel), los dos libros de los Reyes (I Reyes y II Reyes), los dos libros de las Crónicas (I Crónicas y II Crónicas), Esdras, Nehemías, Ester, Job, los Salmos, los Proverbios, el Eclesiastés, el Cantar de los Cantares, Isaías, Jeremías, las Lamentaciones, Baruc, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías.
Originalmente, «Sefarad» (en alfabeto hebreo, ספרד), era un lugar mencionado en la Biblia, en el libro de Abdías, donde se dice que cuando los enemigos de Israel sean derrotados y los israelitas dispersos retornen a Sion, «los cautivos de Jerusalén que están en Sefarad poseerán las ciudades del Neguev».
En los intercolumnios del tercer piso, tres por cada columna, se sitúan figuras de Profetas, de izquierda a derecha: (U): Zacarías, Elías y Sofonías, (V): Naum, Jonás y Amós, (W): Ezequiel, Isaías y Oseas, (X): Joel, Jeremías y Daniel, (Y): Abdías, Miqueas y Eliseo, (Z): Habacuc, Ageo y Malaquías.
(Yale University Press, 1995) Finley, Thomas J. Joel, Amós, Abdías: un comentario exegético. (Estudios Bíblicos Press, 2003) Garrett, Duane A.
En 1488 Abraham ben Abdías, comentarista de la Mishná, llegó a Jerusalén y marca una nueva época para la comunidad judía en la Tierra Santa.
Al mismo tiempo confieso que tampoco pude inflar en las crónicas que yo posesa los otros dos citados profetas; pero estando designados en el Canon, no es justo que yo pase de largo sin, hacer mención de ellos. Por lo respectivo a los escritos proféticos de Abdías, decimos que es el más breve y sucinto de todos los profetas.
Comentario Teológico Internacional (Eerdmans / Hansel, 1987) Ogilvie, John Lloyd. Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás. Comentario de Communicator 20.
De lo que profetizaron Miqueas, Jonás y Joel que pueda aludir al Nuevo Testamento CAPITULO XXXI. Lo que se halla profetizado en Abdías, Naun y Habacuc de la salud y redención del mundo, por Cristo CAPITULO XXXII.
6 Y partieron entre sí el país para recorrerlo: Achâb fué de por sí por un camino, y Abdías fué separadamente por otro. 7 Y yendo Abdías por el camino, topóse con Elías; y como le conoció, postróse sobre su rostro, y dijo: ¿No eres tú mi señor Elías?
15 Y díjole Elías: Vive Jehová de los ejércitos, delante del cual estoy, que hoy me mostraré á él. 16 Entonces Abdías fué á encontrarse con Achâb, y dióle el aviso; y Achâb vino á encontrarse con Elías.
Iniciado en las letras latinas y griegas en Roma, apenas había salido de las aulas de los retóricos cuando, joven aún, acometió la interpretación del profeta Abdías: con este ensayo «de ingenio pueril»(8), de tal manera creció en él el amor de las Escrituras, que, como si hubiera encontrado el tesoro de que habla la parábola evangélica, consideró que debía despreciar por él «todas las ventajas de este mundo»(9).