Ejemplos ?
El Unitarismo universalista y la Asociación Unitaria Universalista (AUU) tienen una larga tradición de haber recibido con los brazos abiertos a las personas LGBT.
Se denominaron ellos mismos los "Ohio Shooting Stars". En 1997, LeBron hizo aparición en la escena nacional tras clasificarse para el Campeonato Nacional AUU para menores de 6º grado.
La AUU tiene una Oficina de Preocupaciones de Bisexuales, Gays, Lesbianas y Transexuales, que también lleva a cabo el programa de bienvenida de la Congregación hospitalaria.
Desde 1970 ha habido numerosas declaraciones de la AUU apoyando a las personas sin importar su orientación sexual, y desde 1989 existe un programa que ha gozado de popularidad denominado "Welcoming Congregation" (Congregación hospitalaria).
La AUU ha apoyado oficialmente que los clérigos de la AUU realicen Servicios de Unión entre parejas del mismo sexo desde 1984, y ha apoyado el matrimonio entre personas del mismo sexo desde 1996.
Entre las malformaciones del cordón umbilical, la AUU es la más frecuente, con una incidencia entre el 0,5% y el 0,7% de todos los embarazos, 1% en fetos únicos y hasta un 5% en fetos múltiples.
Por ello es muy importante realizar una exploración y estudio ecográfico exhaustivo para detectar dichas malformaciones. El pronóstico de una AUU sin malformaciones o asociada a malformaciones menores es bueno.
Además, un grupo de fetos con AUU tendrán bajo peso al nacer. Actualmente, no hay datos que indiquen que la presencia de AUU aislada sea un factor de riesgo de alteración cromosómica fetal.
Una vez puso el pie en la Paramount, no ha parado de deslizarse por todas las salas y teatros de España con sus monólogos, su ya famosa frase “QUE PUM QUE PAM” y su grito de guerra "ESPARTANOOOOS!!!" tras lo cúal viene un "AUU, AUU, AUU!!!" de todo el público asistente y con el que ha batido un récord de más de 7.000 personas gritando durante una actuación en la playa de Mataró como podemos ver en este enlace:.
Esto quiere decir que como el cordón no es normal en su estructura, puede torcerse más o menos de lo habitual, generando riesgo de compresión de los vasos que tiene en su interior. Por esto, el pronóstico perinatal de fetos con AUU es diferente al de aquellos con cordón normal.
Si existe la sospecha de AUU, el feto debe ser sometido a una minuciosa evaluación ecográfica. Esta puede efectuarse al momento de la sospecha, pero es ideal entre las 22-26 semanas de gestación.
Si la AUU se detecta durante el embarazo, es aconsejable realizar un cariotipo para descartar anomalías cromosómicas y un seguimiento ecocardiográfico para detectar las posibles complicaciones.