ácaro

ácaro

(Del lat. acarus < gr. akari.)
1. adj./ s. m. ZOOLOGÍA Perteneciente a un orden de arácnidos de pequeño tamaño, muchos de ellos parásitos.
2. ácaro o arador de la sarna ZOOLOGÍA Animal parásito de la piel, que produce la sarna.

ácaro

 
m. zool. Individuo o especie del orden ácaros.
pl. Orden de arácnidos de pequeño tamaño y de forma variable. Tienen fusionado el cefalotórax y el abdomen, y carecen de signos externos de segmentación. El orden comprende unas 10 000 especies. Muchos son parásitos.

ácaro

('akaɾo)
abreviación
animal que pertenece al orden de los ácaros un parásito ácaro

ácaro


sustantivo masculino
animal que pertenece al orden de los ácaros La garrapata es un ácaro.
Traducciones

ácaro

Milbe

ácaro

mite

ácaro

acarien

ácaro

acaro

ácaro

ácaro

ácaro

ácaro

ácaro

mide

ácaro

ダニ

ácaro

SMmite

ácaro

m mite; (garrapata) tick; — de la cosecha harvest mite, chigger; — del polvo dust mite; — rojo harvest mite, chigger
Ejemplos ?
Los agentes productores de las infecciones de transmisión sexual incluyen bacterias, virus (como el del herpes), hongos e incluso parásitos, como el ácaro llamado arador de la sarna (Sarcoptes scabiei) o los piojos llamados ladillas (Pedículus pubis).
Varroa es un género de un ácaro que produce la enfermedad denominada varroasis. Este ácaro es un ectoparásito (parásitos externos), forético obligado de las especies de abejas Apis mellifera y Apis cerana reproduciéndose sobre sus estadios larvales y pupales (cría abierta y operculada).
Entre los ácaros más importantes se encuentran el ácaro rojo (Trombiculidae), el ácaro de la sarna (Sarcoptidae) que afecta a animales como la garrapata, los ácaros que infectan el folículo del pelo y de las glándulas sebáceas humanas (Demodicidae) y los que afectan a la piel de las aves (Dermanyssidae).
Su tronco a menudo está cubierto por un liquen grisáceo y frecuentemente se le adhieren bromeliáceas, como por ejemplo Tillandsia recurvata. En Minas Gerais (Brasil) ha sido detectada la presencia de una especie de ácaro del género Oligonychus en los foliolos.
Parece lógico pensar que si el ácaro desarrolla gran parte de su vida en el interior de las celdillas con cría y las parásita, los síntomas de las abejas cuando nacen serán similares a las provocadas por Varroa destructor: abdomen reducido, retorcido, alas atrofiadas y malformaciones de patas, o carentes de éstas o de alas.
La fase forética del ácaro en abeja es de 1 o 2 días, en virtud que Tropilaelaps no puede perforar el tegumento de una abeja adulta como lo hace Varroa, siendo el ciclo vital del ácaro adulto de 5 a 10 días, mientras el ácaro hembra morirá en 2 días si no puede depositar los huevo.
Algunas de ellas son: Falta de hierro, pulgón del rosal (Macrosiphum rosae), que producen un abundante melado que es aprovechado por las hormigas, ácaro de dos puntos (o araña roja), mosca blanca, gusanos blancos (en el suelo), cochinilla, abeja cortadora de hojas, Tortrix del rosal, mosca del rosal (Arge rosae), cetonia, mosquito verde (Empoasca lybica), tijeretas, trips, caracoles y babosas, minador de hojas, saltamontes, nematodos.
La población de T. clareae aumenta velozmente, más que la infección producida por el ácaro de Varroa (varroasis). Las principales causas de la expansión de la tropilaelapsosis son: el pillaje la deriva las transacciones comerciales el enjambrazón natural la visita de los zánganos la mala praxis del apicultor la trashumancia no controlada de las colmenas.
Consumidores secundarios, los zoófagos o carnívoros, que se alimentan directamente de consumidores primarios, pero también los parásitos de los herbívoros, como por ejemplo el ácaro Varroa, que parasita a las abejas.
Se puede tratar el ácaro Tropilaelaps clareae con los tratamientos aplicados a Varroa destructor, los productos utilizados en la actualidad son eficientes.
Asimismo, descubrió que la causa de la sarna era un ácaro, el Sarcoptes scabei, lo que desechaba la Teoría Galénica de los Cuatro Humores.
Demodex folliculorum es un ácaro minúsculo (menos de 0,4 mm) que vive en los poros y folículos del pelo. Generalmente se puede encontrar en la nariz, la frente, la mejilla, la barbilla, y a menudo en las raíces de las pestañas.