¿Le importa?

Traducciones
¿Le importa  
Ejemplos ?
– ¡Hum! –dijo Peyrehorade–, es un buen sentido; pero, si no le importa, prefiero la primera traducción, que voy a desarrollar además.
¿Cuántas veces me ha levantado usté del suelo, desolladora? Y aunque fuera verdá, a mi costa lo sería: a denguno le importa lo que yo hago en mi casa.
No le importa la probable riqueza que yo herede, sino el pensar que estaremos juntos durante toda la vida sea en la abundancia o en la miseria.
En ella la “ch” revolotea en danzas y contradanzas de coliteraciones y aliteraciones que le dan aspecto de jitanjáforas, en la taxonomía de Alfonso Reyes, si se desconoce el significado de tales combinatorias nacidas de la energética lingüística liberada de la escuela, pero cuyo contenido manifiesta más que una jolgorosa confesión de pesados aires punk, una ingenua y hasta cándida alegría orgullosa de su socio-clase que le importa emes el grupo m y las engreídas discriminaciones que asustan a los ántropodefensores.
A Dostoyevski le trae ésta sin cuidado, porque es una cosa del mundo exterior y a él sólo le importa el mundo exclusivamente poético que va a suscitarse dentro de la novela.
Sólo de su ropa y cara en todos lances se sirve, pues no le importa que nadie le conozca ni le mire por dondequiera que vaya, pase, espere, oiga o platique.
(CONTINUA EL BULLICIO EN EL PUBLICO.) Yo no sé quién será el que está hablando, pero a mí me parece inconcebible que haya un solo ciudadano que no esté preocupado por estas cuestiones. ¿O es que aquí hay alguien que tiene resueltos todos sus problemas y no le importa el problema de los demás?
Sé que todo esto es superficial pero lo superficial está más cerca del implacable destino de las cosas porque lo superficial es muy espontáneo y se le importa menos de las cosas y se va pareciendo al destino.
-Para nosotros es un hallazgo, replicó Eryximacos, y al decir nosotros me refiero a Aristodemos, Phaidros y a mí, que opinéis así los buenos bebedores porque nosotros a vuestro lado somos malos bebedores. Exceptúo a Sócrates que bebe como se quiere y poco le importa el partido que se tome.
- preguntó la Oruga. - Bueno, me gustaria ser un poco más alta, si a usted no le importa. ¡Siete centímetros es una estatura tan insignificante!
La mujer lo miró con furia, con voracidad y re exclamó: - ¡Desgraciado! Meterse en lo que no le importa. -Los curiosos sonreían burlones.
Es la guerra del TEOTL, la energía creadora, que en su lucha diaria impulsa a que se perfeccione la naturaleza, pues si no hay mejores galaxias, mejores planetas, mejores vegetales, mejores animales, mejores personas, se corre el riesgo de que las especies no preparadas, perezcan, sucumban, pues al TEOTL, que avanza inflexible, sólo le importa el todo, más que el elemento.
Buscador de palabras ?