¿Ha comido?

Traducciones
¿Ha comido?   
Ejemplos ?
-¡Qué ha de ser! -respondió la zorra-. ¡Que usted se la ha comido toda para no darme parte! -Ni la he probado siquiera -dijo el lobo.
En cuanto ha comido, si se decide a ello, le infiere varias heridas en el cuerpo y lo deja morir así, desangrándose, y si no come, muere de hambre.
-dijo una tercera mujer. -Usté lo sabrá... Y, por último, la que se pica ajo ha comido. -Es que si fuera conmigo... -Si fuera contigo te lo aguantarías.
Vamos a dormir la siesta al sol, y cuando nos despertemos, aquel que le sude la barriga miel, no hay más sino que es el que se la ha comido.
¡Malhayan mis manos, que han tomado lo que no era legítimamente suyo! ¡Malhayan mi vientre, que ha comido lo que no era lícito comer!
-¡Que no me la he comido, dale! Quien se la ha comido es usted, que es una ladina y ladrona, y ahora mismo voy al león a dar mi queja.
De modo que a la hora en que le volvemos a encontrar, no cuenta un solo deseo que no haya visto satisfecho; es decir, se ha bebido, vaso a vaso más de media cántara de agua de limón «fría como la nieve»; ha comido, de seis en seis, más de un ciento de merengues; ha convidado a cuantos paisanos y conocidos hallaba al paso; ha comprado una sinfonía en una tienda de alemanes, y ha oído una misa mayor en la Catedral.
Por lo cual nos conviene ya resolver aquella cuestión, que parece la más dificultosa de todas, donde se pregunta: cuando acontece que la carne del hombre muerto se convierte en la carne de otro hombre vivo, que la ha comido.
14 Y respondió Rachêl y Lea, y dijéronle: ¿Tenemos ya parte ni heredad en la casa de nuestro padre? 15¿No nos tiene ya como por extrañas, pues que nos vendió, y aun se ha comido del todo nuestro precio?
-Vamos a casa, dijo el joven y cogiéndola por la cuerda la llevó al establo, donde la ató. -Ha comido la cabra todo lo que quería, dijo el sastre viejo.
Dos semanas después, despeus de una terrible bictoria de josue q esta jugando play bragon ball z un hermosísimo día de Enero, como sólo los hay en el Norte de África y en el Sur de Europa, tomaba el sol en la azotea de su casa de dos pisos el maestro de capilla de la catedral de Ceuta, con la tranquilidad de quien ha tocado el órgano en misa mayor y se ha comido luego una libra de boquerones, otra de carne y otra de pan, con su correspondiente dosis de vino de Tarifa.
-Vamos a casa dijo el joven y la llevó al establo, donde la ató. -¿Ha comido la cabra todo lo que necesitaba?, dijo el sastre. -¡Oh!, sí, contestó el hijo, está atascada y saciada.
Buscador de palabras ?