¡y pensar que!

Traducciones

¡y pensar que!

that
Ejemplos ?
¡Camará, y qué pena tener que soltarlos! ¡Pos no jace mucho tiempo que yo no veía reunío tantos ineros, y pensar que no lo volveremos a ver!
Es muy escrupuloso, pero no sabe escritura. ¡Y pensar que se ha creído escritor! Qué cruel creer que se escribe si no se pone fantasía a los escritos.
La vertiginosa velocidad eliminaba con grises nacarados el color bugambilia de aquel carro de extravagante diseño y atrevida aerodinámica—. y pensar que lo que ha sucedido; lo que tal vez acontezca...
Nada fácil, me dije. Y pensar que siempre los libros de texto por sus dosis de fugacidad escolar, por ser considerados elementales, a pesar de todo, y aún, los de empresas editoriales, por su comercialidad, de modo general, no son valorados por muchos intelectuales, quienes olímpicamente ignorantes, no se dan cuenta del grande esfuerzo que hay en ellos.
y quizá después...» – Vamos a comer, papá debe estar impacience –dijo Javotte saliendo del puesto–. ¡Ay, José, dame tu brazo...!, y pensar que antes, cuando tenía doce años y tú diez, yo era la mayor y me llamabas mamá...
Viejos verdes, niñas cursis, mamás grotescas, canónigos egoístas, pollos empalagosos, indianos soeces y avaros, caballeros sospechosos, maníacos insufribles, enfermos repugnantes, ¡peste de clase media! ¡Y pensar que era la menos mala!
Esta vez triunfó el amo de la casa por completo. -¡Y pensar que a este hombre no le llega el sueldo al último día del mes! -se dijo a sí misma doña Petra suspirando.
Menos del mínimo. ¡Es el colmo! Y pensar que hay tantos, que ni sé cómo le hacen, que reciben cientos de veces más y sin trabajar.
Los corredores testigos acallaron voces de sacrosantas alturas y los pasillos decolorados impregnaron en los muros sus responsorios nocturnos que ya nadie oye. Y pensar que hubo un tiempo de bullicios escolares, de algarabías promisorias, de esfuerzos acumulados que a sí mismos se esfumaron… VI SANCTUS Pajarera solar, Emma Godoy, moisesina del amor callado, un día voló con sus salmodias místicas hacia otros cantos donde la praxis eclipsó vocablos y enarbolada pentafácica pulió la brecha de las canas.
Pensar que al fin era ley Imposible de evitar, La existencia abandonar Lo mismo el patan que el Rey; Y pensar que un grosero Sayal áspero enterrado, Habia de ser pateado Por algun sepultero; (208) Era un pensamiento cruel Que afanado le traia, Y apechugar no podia El Estremeño con él.
Nuestros patrioteros se alarman y desesperan de no poder evitar el éxodo de los proletarios; porque les disgusta quedarse sin esclavos y pensar que los extranjeros pensarán que así somos todos los mexicanos; andrajosos, sucios y miserables.
Establecer una dictadura conservadora como la de García Moreno en el Ecuador o la de Cabrera en Guatemala y pensar que bajo ese régimen sombrío con oscuridades de mazmorra y negruras de inquisición, se verifique el milagro de la transformación con que sueño, parece absurdo a primera vista.